Usos para el bicarbonato de sodio en casa

El Bicarbonato de sodio es uno de los remedios caseros más versátiles que tienes en tu despensa. Puedes limpiar tu hogar, mejorar tu salud y mucho más.

Mira los usos que le puedes dar a este elemento.

1. Haz omelets más esponjosos

Para darle una apariencia de restaurante a tus omelets añada un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio por cada tres huevos en la mezcla. El omelet será más ligero y esponjado.

Este truco también puede ser usado al cuajar huevos para hacerlos revueltos. No añadas mucho bicarbonato o de lo contrario tus huevos tendrán un sabor desabrido. Tampoco añadas demasiada sal porque el bicarbonato ya da por sí solo un sabor salado.

2. Suaviza los frijoles  

¿Le tienes miedo a esos frijoles secos que han estado en la despensa por mucho tiempo? Suavízalos hirviéndolos y añadiendo una pizca de bicarbonato de sodio a la olla.

3. Libérate de ese olor a pescado

¿Has estado picando algo con un olor muy fuerte? El olor a ajo o a pescado puede impregnarse en tus dedos, incluso mucho tiempo después de haber terminado de cocinar. Para evitar eso, lávate las manos con bicarbonato de sodio (como si fuera jabón) y luego enjuaga con agua tibia. Tus manos tendrán un olor dulce y se sentirán más suaves.

Te recomendamos: Aparatos que más contaminan el hogar 

4. Una actividad para los niños en día de lluvia

Evita escuchar nuevamente “Estoy aburridoooo”. Hierve una 1 ¼ de taza de agua junto con 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y una taza de maicena hasta que se haga una mezcla espesa. Quita del fuego y deja enfriar. Se habrá creado una masa divertida parecida a la plastilina para modelar que servirá un solo día.

5. Limpieza a profundidad del lavavajillas

Soluciona el mal olor lavando con bicarbonato de sodio. Pon una taza de bicarbonato de sodio en la parte inferior del lavavajillas y hazlo funcionar por un ciclo. Si el olor continua, espolvorea algunas cucharadas en la parte inferior del lavavajillas para que llegue a lugares recónditos entre lavados. No hay necesidad de enjuagarla antes de la siguiente carga de platos.

Te recomendamos: Tu hogar brillará con estos tips 

6. Recupera una olla quemada

Para cuando piensas “¿Qué es ese olor?” y recuerdas que dejaste la estufa prendida, generalmente ya es muy tarde. La parte inferior de la olla está completamente ennegrecida. Aun así, se puede salvar.

Raspa todos los restos de comida que encuentres y luego llena la cacerola hasta un cuarto con agua. Vierte media taza de bicarbonato de sodio y pon a hervir. Apaga y deja reposar toda la noche. A la mañana siguiente podrás limpiar todo lo negro de la olla con más facilidad.

7. Haz que los jitomates adquieran un sabor más dulce

Si en tu jardín están creciendo jitomates insípidos, asegúrate de que tu nueva cosecha resulte tan buena como sea posible. Espolvorea bicarbonato de sodio ligeramente sobre la base de tus plantas de jitomate; el resultado serán unos jitomates más dulces.

8. Recupera un libro del moho

¿Encontraste moho alrededor de un libro clásico que adoras? Espolvorea bicarbonato de sodio ligeramente entre las páginas, después mete el libro en una bolsa de papel y espolvorea la parte de afuera con más bicarbonato. Deja reposar por varios días y luego sácalo, sacúdelo y quítale todo el bicarbonato de sodio y deja reposar el libro un ratito bajo el rayo del sol. No le quitará las marcas de moho pero si lo colocas en un lugar seco no le saldrá más moho.

9. Alivia el dolor de quemaduras de sol

Vierte una taza de bicarbonato de sodio en tu bañera mientras te sumerges y relajas en el agua. Ayudará a calmar el dolor más rápidamente.

10. Controla las escamas en el cuero cabelludo de tu bebé

El cuero cabelludo escamoso en bebés es conocido como Costras Lácteas. Es inofensivo y generalmente desaparece por sí solo pero la mayoría de los padres no soportan verlo.

Haz una pasta en la palma de tu mano usando unas cuantas cucharadas de bicarbonato y una cucharada de agua. Frota sutilmente en el área dañada teniendo especial cuidado en no dar con los ojos, a continuación, limpia con un trapo húmedo, usando únicamente agua, sin jabón ni shampoo.

Repite de dos a tres días hasta que la lesión desaparezca. (Si la cabeza del bebé enrojece mucho después del tratamiento, intente frotar solo con aceite para bebé, el bicarbonato puede resultar muy agresivo).

11. Calma el fuego labial

Es increíble el dolor que causa una pequeña lesión al costado de la boca. Ayuda a la lesión a curarse más rápido aplicándose cada par de horas una solución creada a partir de una cucharada de bicarbonato de sodio disuelta en una taza de agua tibia.

12. Microondas reluciente

¿Tienes mucha mugre estancada en las paredes de su microondas? Coloca unas cuantas cucharadas de bicarbonato de sodio en un vaso de vidrio. Caliéntalo en el microondas por 3 minutos. Utiliza una esponja húmeda para limpiar toda la suciedad suelta.

13. Revitaliza tu tapiz

No permitas que unas marcas de deditos arruinen tu tapiz preferido del pasillo. Frota en la mancha gentilmente con una esponja con bicarbonato de sodio, luego enjuaga y da palmaditas para que seque.

14. Calma las molestias de un estómago sensible

El uso adecuado del bicarbonato de sodio puede hacer que los alimentos adquieran un sabor más sabroso. Una pizca minúscula de bicarbonato en el café, en el jugo de naranja, en la sopa de jitomate, por mencionar algunos, puede prevenir agruras y acidez después de comer. Ten cuidado en no ponerle de más o de lo contrario el alimento sabrá insípido.

15. Evita la hinchazón de piquetes de mosco

Para evitar que se hinchen las picaduras de moscos, mezcla en tu palma de la mano una pizca de bicarbonato con unas gotas de agua para crear una pasta, luego aplique en el área del piquete. Permite que seque y desprende las escamas.

Tratar una picadura tan rápido como sea posible minimizará lo rojizo del piquete y disminuirá la picazón. La mezcla también aplica para piquetes de abeja una vez que se haya retirado muy cuidadosamente el aguijón.

16. Ahuyenta la mala hierba de las grietas del pavimento

Para evitar la mala hierba que se genera entre los adoquines espolvoreé bicarbonato de sodio y barra entre las grietas.

17. Elimina el mal olor de los pies

Para los pies calientes, sudados y cansados con dedos adoloridos mete los pies en una cubeta con agua fría y bicarbonato de sodio. Deja reposar de 15 a 20 minutos, después enjuaga y seca. Esto ayudará a eliminar el olor y luchar contra el pie de atleta.

¿Alguna vez utilizaste el bicarbonato para alguna de estas cosas? ¿Sabes de otro uso que le podamos dar? 

Fuente: Selecciones México

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg