Trolls: de los libros al Internet

¿Qué es un troll?

Los “Trolls” eran seres sobrenaturales de la mitología nórdica y escandinava. Se ilustraban como gigantes diabólicos. Su apariencia ha ido cambiando según la literatura y el lugar, en algunos casos, llegando a asemejarse a los humanos, pero con ciertas características “únicas” como grandes orejas y narices. Incluso en los 90s salieron a la venta varios muñequitos tiernos que tenían los pelos de colores.

Muñeco_troll

¿De dónde viene?

Sus antecedentes vienen de la mitología nórdica.

En la mitología nórdica, los trolls se encontraban en piedras, montañas o cuevas y raramente ayudaban a los humanos. Posteriormente, en la mitología escandinava, los trolls se consideraron como un peligro para los humanos.

Autores que han usado al Troll como personaje en sus obras:

Tolkien, en El Señor de los Anillos; Margaret Weis & Tracy Hickman en Dragonlance; J. K Rowling, en Harry Potter. Entre otros tantos.

Troll y casa

¿En qué se transformó?

La historia los ha ido modificando y hoy día relacionamos la palabra troll con a aquellos seres que se la pasan provocando a los demás por Internet.

internet-troll

¿Cómo se utiliza?

Pues hoy día es común escuchar que usemos la palabra “troll” incluso en conversaciones cotidianas con nuestros amigos cuando estos comienzan a molestar.

Mitos y realidades

Casi todos hemos visto el famoso meme de Trollface.

En Internet podemos encontrar información acerca de su surgimiento, se dice que el autor es Henry Lee Lucas, un asesino en serie que dejaba esa cara dibujada en la escenas del crimen. ¿Interesante? la realidad es que no es cierta esta versión. El meme realmente se lo debemos a un artista de Oakland llamado Carlos Ramirez.

En fin, lo cierto es que muchos de estos “Trolleadores digitales” han crecido y dejado testimonio de lo que fue su vida en las páginas o foros que molestaban, y por fin “reivindicaron” su camino. 

1375497575684929684

 

8 autores estadounidenses que te sorprenderán




About the author

Alexia B

Comunicóloga, hembra indómita y sexy por naturaleza.