5 Pensamientos negativos que roban tu felicidad ¡Elimínalos!

Pensamientos negativos que roban tu felicidad

Me atrevo a decir que no existe una sola persona que no desee ser feliz y por ello hará todo lo posible para conseguirlo, sin embargo hay muchas ocasiones que no depende de los demás sino de uno mismo.

Los pensamientos que tenemos en la vida son más fuere de lo que pensamos, ya que no nos dejan ser completamente felices. ¿Quieres saber que tipos de pensamientos son los que no te dejan ser feliz? Entonces lee este artículo donde encontrarás los pensamientos negativos que están robando tu felicidad.

Pensamientos negativos que roban tu felicidad

Pensamientos negativos que roban tu felicidad

1. El lenguaje autodestructivo

“No puedo”, “no valgo”, “no me va a salir bien”… Son frases con una negatividad que muchas veces paralizan más allá de lo que en realidad no somos capaces de lograr. Nos ponemos barreras a nosotros mismos. Es mejor preguntarse “¿por qué no?” y tratar de intentar algo. Por lo menos, lo habremos probado.

Imaginemos que buscas trabajo. Un “no puedo” te elimina de muchas ofertas antes de que te conozcan en aquella empresa. No dejes que esto ocurra. Date una oportunidad y presenta tu candidatura.

2. “Piensa mal y acertarás”

Esa parece ser la “medida de todas las cosas” para un desconfiado. Si discurres de este modo, alejas a muchas personas que podrían influir positivamente en tu vida. Deja que seas tú mismo el que descubra si valió la pena conocer a esa persona. O lo bueno que fue emprender ese proyecto.

Pensar mal es la actitud cobarde de quien se hace el sabio desde la distancia.

No hay que dejarse llevar por un prejuicio para pensar que todo saldrá mal antes de comenzar. No actuar porque alguien augura un mal futuro sin razones lógicas, es ponerse barreras mentales sin fundamento. Fuera los cenizos.

3. Compararse con otros

Compararse es una tentación habitual, porque la persona es un ser social por naturaleza y es lógico que al conocer a otros “les tomemos medidas” y saquemos conclusiones con respecto a lo que ya conocemos. Lógicamente, entre “lo que ya conocemos” estamos nosotros mismos.

Sin embargo, en esa comparación ha de prevalecer el objetivo de conocer mejor al individuo.

En la vida conocemos personas mejores que nosotros (ojalá que muchas) y eso ha de servirnos no para fustigarnos o tener envidia sino para agradecer el regalo de su amistad (si se da el caso) y aprender de ellas.

4. Anclarse en el pasado

La nostalgia y la melancolía son emociones a dosificar.

Hay que poner el foco en el hoy y ahora. No valen lamentos estériles ni lamerse las heridas o pensar que, como dice el clásico, “cualquier tiempo pasado fue mejor”.

Quien se ancla en el pasado, está buscando la compasión de los demás de forma egoísta. No se mueve y, en cambio, quiere que los demás le hagan caso. Así que toma decisiones el día de hoy y sigue adelante.

Es momento de ser feliz en tu vida, elimina estos pensamientos.

Si te gustó este artículo no dudes en dejarnos un comentario, además de compartirlo. Recuerda seguir nuestra página de Facebook para que no te pierdas todos los artículos que tenemos para ti. ¡Gracias!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg