4 Momentos en tu vida en los que debes decir NO

Una de las cosas que se nos dificulta como seres humanos es aprender a decir que no, lo cual está completamente mal.

Pareciera que esa palabra simplemente nos hace sentir incómodos y no sabemos cómo usarla.

De hecho, parte de la educación que recibimos de pequeños, nos hace ver el decir “no” como algo descortés que debemos evitar.

Pero incluir “no” en algunas de nuestras decisiones no sólo es válido, sino completamente necesario.

Perdamos el miedo a expresar lo que realmente queremos, necesitamos escuchar nuestro interior, nuestros deseos y necesidades. Asume el riesgo de decir “no”, te traerá muchos beneficios.

Si aún se te dificulta esto, puedes comenzar con los 4 momentos que vamos a exponerte.

Son cosas que parecen comunes y que aceptamos no porque las queramos, sino porque es fácil asumirlas como algo normal:

Momentos en tu vida en los que debes decir NO

Momentos en tu vida en los que debes decir NO

1. Está bien decir NO a tanto ejercicio

Más es mejor, ¿no? Más yoga, más Crossfit, más kms..Pues NO!! Simplemente disfruta lo suficiente como para estar ejercitándote pero disfrutando a la vez. Escucha a tu cuerpo y concédele algún día de descanso.

2. Está bien decir NO a la fiesta

Adoras a tus amigos, pero a veces hay que decir no a tanta fiesta y sí al sofá. No necesitas excusas. Lo que sí necesitas, sin embargo, es decir que sí a ti misma de vez en cuando.

3. Está bien decir NO a las oportunidades

La oportunidad llama a tu puerta pero, ¿necesitas abrirle? No siempre. He tenido algunas ofertas de trabajo increíbles, mucho mejores que lo que estoy haciendo ahora. ¿Me arrepiento? Obviamente no.

Si dices que sí a todas las oportunidades por miedo a que no vengan más, déjame decirte que las oportunidades son ilimitadas.
Como dice un cantante que me gusta mucho: “Los trenes que se escapan son mentira, siempre habrá una estación donde brille más la vida”.

4. Está bien decir NO a la forma de vida de las redes sociales

Eran divertidas al principio. Luego ya te empiezas a juzgar a ti misma. “¿Por qué no tenía las estanterías perfectamente organizadas?, ¿Así de gorda estaba hace 4 meses?, No sé en qué estaba pensando cuando publiqué esa foto”…

Luego te das cuenta que la vida real no se ve a través de móviles, está aquí, delante tuya, esperando a que la disfrutes.

No te olvides de compartir esta publicación, además nos puedes apoyar con un Like y dejando tu comentario. ¡Gracias!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg