Nadie quiere parecer de más edad, eso es un hecho, pero las arrugas tarde o temprano aparecerán y está en nosotros el evitar que aparezcan antes de tiempo.

Una de las cosas que más se aconseja es tener buenos hábitos (no fumar, no beber), dormir las ocho horas diarias, mantener la piel hidratada y exfoliada, entre muchas cosas más.

Con el avance de la medicina, hay tratamientos que en poco tiempo te pueden hacer ver más joven. Pero en esta ocasión nosotros te daremos a conocer una increíble mascarilla para lucir más joven, tiene como ingrediente principal la Maizena, así que presta mucha atención.

Mascarilla para lucir más joven

Mascarilla para lucir más joven

Ingredientes para la mascarilla:

  • 1 cucharada de fécula de maíz (Maizena)
  • 5 cucharadas de jugo de zanahoria
  • 1 cucharada de yogurt natural
  • 150 ml de agua
  • 1 pincel o brocha

Método de preparación:

1. Mezcla la Maizena con media taza de agua (equivalente a 50ml) hasta que se disuelva por completo.

2. Pon a hervir una taza de agua (equivalente a 100 ml) y cuando alcance su punto de hervor, agrega la Maizena que disolviste antes. Una vez hecho esto, retira del fuego y deja enfriar.

3. Mezcla perfectamente la zanahoria con el yogurt y añade todo a la Maizena previamente hervida.

4. Por último, mezcla de manera homogénea todos los ingredientes.

Cómo debes aplicarla:

Aplícala a partir del cuello siempre con movimientos verticales y ascendentes. Déjala actuar en tu piel por 20 minutos y enjuaga con abundante agua. Repite el proceso hasta tres veces por semana y el efecto será mucho mayor.

Si eres una de las mujeres que les gusta cuidarse de manera más natural, esta mascarilla es perfecta para ti.

3 Consejos para evitar la aparición de arrugas

  • Protege tu piel de la radiación ultravioleta (UV), porque es dañina para la piel. Demasiado sol acelerará el proceso de envejecimiento cutáneo y la aparición de las arrugas, uno de sus principales estigmas. Las cremas con filtro solar están recomendadas para la óptima protección de la cara.
  • Si fumas, abandona definitivamente el tabaco. Este hábito tan nocivo no sólo afecta a su corazón y pulmones, sino que las toxinas que contiene el humo de los cigarrillos también causan daños a la piel. Diversos estudios han demostrado que la piel de los fumadores se arruga antes, y que son más propensos al cáncer de la piel.
  • Evita los cambios rápidos de peso. A pesar de que las dietas rápidas están de moda, las personas que presentan cambios drásticos de peso (con efecto “yo-yo”) están asimismo encogiendo y estirando su piel. A medida que envejecemos nuestra piel pierde su elasticidad, y no puede recuperar su tonicidad y vitalidad tras cada nuevo cambio.

¡Si te gustó la publicación apóyanos con un Like y deja tu comentario!