5 Malos hábitos que nos impiden dormir bien cada noche

Malos hábitos que nos impiden dormir bien cada noche

Todas las personas que habitamos este planeta tenemos distintos hábitos, en algunos podremos coincidir pero siempre habrá algo que haga la diferencia.

Si actualmente estás teniendo problemas de sueño, es probable que esto se debe a los malos hábitos que tienes y por ello las noches se han convertido en una pesadilla para ti. Así que en este artículo encontrarás los malos hábitos que te impiden dormir bien todas las noches.

Malos hábitos que nos impiden dormir bien cada noche

Malos hábitos que nos impiden dormir bien cada noche

1. Activar el teléfono en “modo nocturno”

El 57% de los estudiantes afirma usar el “modo nocturno” en sus teléfonos para reducir la luz.

Toda la luz, sin importar cuán tenue, reduce la producción de melatonina, la hormona que prepara nuestro cuerpo para dormir. Al mirar el teléfono por la noche, estás luchando contra tu proceso de relajación previo al sueño y eso te mantiene despierto. Lo mismo se aplica para pantallas de televisión y portátiles.

2. Dormirse con música

El 40% de los estudiantes escucha música clásica o relajante.

Escuchar música está bien siempre y cuando lo que estás escuchando sea relajante y no aumente tu ritmo cardíaco. Pero asegúrate de configurar un temporizador para apagar la música, de lo contrario no entrarás en la fase de sueño profundo que necesitas para despertarte renovado.

3. Hacer ejercicio antes de dormir

El 34% de los encuestados afirma que realiza ejercicio antes de acostarse.

El ejercicio es una gran manera de cansarnos, pero lo haces justo antes de acostarte, será más difícil para tu cuerpo relajarse después. Lo mejor es hacer ejercicio durante el día, o al menos algunas horas antes de irse a dormir.

4. Escribir para despejar la cabeza

El 29% de los estudiantes escribe para aclarar sus ideas antes de meterse en la cama.

Es una buena idea anotar las cosas, pero debes hacerlo al menos una hora antes de acostarte para poder lidiar con cualquier otro pensamiento que surja. De lo contrario, probablemente te quedarás pensando en lo que has escrito mientras estás en la cama. Si escribes una lista de cosas para hacer, es que sean metas realistas.

5. Prepararte para meterte en la cama justo antes de quererte dormir

Prepararse para la cama puede ser contraproducente.

Ponerse el pijama, cambiar las sábanas y cepillarse los dientes puede ser perjudicial cuando estás tratando de relajarte. Debes prepararte para ir a la cama por lo menos una hora antes de querer dormir, para hacer tiempo de relajación después.

No te olvides de compartir esta publicación, además nos puedes apoyar con un Like y dejando tu comentario. ¡Gracias!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg