A veces las cosas salen mal

y no es culpa de nadie.

Pero todos quieren un porqué.

Un motivo.

Puedes ver la tristeza que hay detrás

de todas las cosas.

O elegir bloquearlo todo.

Si no dejas que el mundo te afecte,

no te partirá el corazón.

A todos los padres les pasa igual.

Quieren que sus hijos

sean felices, como si no supieran

que siempre pasa lo mismo.

Estoy seguro de que he llorado

todas las lágrimas que había dentro de mí.

Pero aprendí que con las lágrimas

no puedes hacer que alguien que no te quiere

vuelva a quererte o que algo que pasó no haya pasado.

Siempre está ahí.

Aunque todo vaya bien

y los niños jueguen

y las parejas se besen,

y eso…

siempre está ahí.

Pero la mayoría de la gente

no es capaz de verlo.

Cómo todos nos estamos muriendo por dentro.

A veces las cosas no salen bien

y no es culpa de nadie.

Puede que ahora tenga sentido.

Puede que en alguna parte

entre todo esto haya una razón.

Puede que en alguna parte

entre todo esto haya un porqué.

Ni un porqué, ni enfadarse,

ni decir que lo sientes, ni lágrimas.

Nada puede hacer que algo que ha pasado

no haya pasado.

http://gutenbergrocks.wpengine.com/reflexion-cuando-lloras-tus-muertos-lloras-ti-no-tienes-leer/