Las Cartas de Gutenberg

¿Sabes lo diferente que sería tu vida en un año si cada día mejoraras un 1%… o incluso menos?

Ni yo lo creía…

Hola,

Hace poco leí sobre dos personas. 

Ambas muy parecidas.

Las dos habían ido a la misma escuela, y habían sido educadas de una forma muy similar.

Y al pasar de los años, ambas de habían estancado.

Sin embargo, un día, una de ellas decidió mejorar su vida.

Llamémosla María.

María no buscaba hacer grandes cambios, ni tenía grandes expectativas, pero sí quería mejorar su vida, aunque fuera un poco, día tras día.

Quería saber más sobre cosas que le ayudaran a ser una mejor persona, con más habilidades y recursos a la mano.

Su amiga Ana, al contrario, decidió seguir en el mismo lugar. Quejándose amargamente cada vez que algo le sucedía. Pero sin hacer nada por resolverlo.

Pasaron 3 meses y las cosas seguían muy similares…

María había empezado a hacer pequeños cambios en su día a día, pero todavía no veía gran diferencia.

 

Ana se mantenía en el mismo sitio. 

 

Quejándose de los demás, de la vida, de la situación política, etc.

 

A los 6 meses, María ya veía varios cambios en su vida. 

 

Sus amigas la llamaban para invitarla a tomar un café pues la encontraban muy interesante.

“¿Qué te hiciste amiga?” era lo que le preguntaban, una y otra vez.

María parecía muy distinta a la que conocían. 

Ya no estaba con la mirada perdida ni parecía estar baja de energía. 

Al contrario, estaba llena de felicidad y contaba miles de cosas nuevas sobre lo que había aprendido y hecho.

¿Y Ana? En el mismo lugar.

Al cabo de un año, María se reunió con Ana. 

No podían ser más distintas para este punto. 

Ana seguía con sus quejas, cada vez más endeudada, más triste e infeliz con su vida.

María irradiaba con felicidad, pasión y un empuje por hacer las cosas de una manera distinta. 

¿La clave de su transformación?

El efecto compuesto.

Verás, si todos los días buscas mejorar, aunque sea un 1%… o incluso menos, notarás cambios al cabo de un tiempo.

Esto es porque tu conocimiento se va agregando al anterior y crece exponencialmente.

No necesitas ser un Einstein, o tener talentos sobrenaturales para lograr este efecto. 

Es algo que todos podemos hacer y conseguir.

¿No me crees?

Prueba leer 1 página diariamente. Haz una nueva actividad al día. Ve a un lugar nuevo. Habla con una persona distinta. Aprende algo interesante cada día.

Hazlo y verás que por muy mal que lo hagas, habrás aprendido y crecido.

Por lo menos un 1%.

Es por eso que…

…si tú quieres ser como María, te invito a un lugar exclusivo para gente como tú.

Te invito a leer “Las Cartas de Gutenberg”

 

¿Qué son?

 

Son tips, historias, trucos, secretos, ideas y más cosas que me han servido para crecer como persona. 

 

Todos los días te enviaré un email con algún tip, historia, truco, secreto, idea, o algo que te ayude a crecer como persona.

 

Desde ayudarte a motivarte, hasta cosas prácticas como mejorar la memoria, tu comunicación con los demás, aprender a ser resiliente y crecer en los aspectos positivos de tu vida.  

 

Mi misión es que todos los días tus habilidades y mente aumente, por lo menos, un 1%.