4 Frases que toda mujer debería dejar de decirse a sí misma

Frases que toda mujer debería dejar de decirse a sí misma

Seguramente habrán escuchado por lo menos una vez la frase de “No hay peor enemigo que uno mismo”.

Y dicha frase tiene toda la razón, solemos ser muy crueles con nosotros mismos y no debe ser así. Es por ello que en este artículo te daremos a conocer cuales son las frases que toda mujer debe eliminar de su mente y dejar de decirse a sí misma.

¡Es momento de cambiar la manera de pensar!

Frases que toda mujer debería dejar de decirse a sí misma

Frases que toda mujer debería dejar de decirse a sí misma

¡Estoy horrible!

Tendencia: vernos feas porque nos hemos levantado con ojeras, tenemos acné o no encontramos la forma de llevar una prenda… y lo hacemos para el resto del día.

Realidad: ya te lo hemos dicho, ¡la imagen que proyectas es la que los demás verán! Por lo tanto, si tú misma no te ves con ese modelito o porque esa mañana te has levantado con el pelo indomable, recuerda algo que -de ahora en adelante- debería ser tu mantra de cada día: lo que tú misma ves no suele ser algo en lo que los demás se fijan. Eres perfecta tal y como eres.

¡No me aguanto ni yo!

Tendencia: tienes un mal día y te crees insoportable.

Realidad: es posible que tengas un día de mal humor y está bien tener algo de humildad con una misma, ¡pero ojo! No caigas en el error de culparte a ti misma porque un mal día lo puede tener cualquiera y seguro que no es para tanto. Recuerda siempre: si tú no te quieres los demás tampoco lo harán. La imagen que transmites es la que quedará grabada en la memoria de los otros, así que, no dejes que el mal humor te pueda, quiérete a ti misma y los demás también lo harán.

¡Yo ya ni lo intento!

Tendencia: o, “Yo no sirvo para esto”, “Soy inútil”, “Soy incapaz”…

Realidad: ¡Stop! Tú puedes con todo. Y recuerda: querer es poder y no hay verdad más grande que esa.

No me gustan mis piernas (o mis brazos, o mis manos…)

Tendencia: obsesionarnos solo con nuestros puntos débiles y olvidar los fuertes.

Realidad: en lugar de eso, ¿por qué no dices lo que te gusta de ti misma? Todas tenemos nuestras partes del cuerpo menos preferidas y otras que nos gusta lucir más. ¡Acuérdate siempre de tus puntos fuertes porque esos son los importantes!

No te olvides de compartir esta publicación, además nos puedes apoyar con un Like y dejando tu comentario. ¡Gracias!

About the author

Mauro

Soy analógico, digital e inalámbrico.