4 Formas de manejar correctamente los conflictos

Formas de manejar correctamente los conflictos

Quien diga que nunca en su vida ha tenido un conflicto está mintiendo, ya que los conflictos son parte de la naturaleza de los seres humanos. Debido a que cada uno de nosotros es diferente y tiene diferentes intereses, opiniones y sentimientos, se generan una gran cantidad de conflictos.

Por ello es que no todas las personas suelen solucionar un conflicto de una manera rápida y sencilla. Si bien es un hecho que no se pueden evitar, sería importante llegar a una manera efectiva de manejarlos, ya que son parte de nuestra vida cotidiana.

Así que en este artículo te decimos cuatro formas con las que podrás manejar los conflictos de manera correcta.

Formas de manejar correctamente los conflictos

Formas de manejar correctamente los conflictos

Antes de decirte las formas, es necesario aclarar que no hay un estilo único de solucionar un conflicto, el problema sería utilizar siempre y en todas las circunstancias la misma actitud, ya que podríamos desde hacerlo más fuerte hasta llegar al rompimiento de una relación importante en nuestras vidas.

Por estas razones, resulta conveniente conocer las situaciones en las cuales es más efectivo un estilo determinado y, con esta información, saber la “estrategia” que debemos aplicar. ¡Allá vamos!

  1. Competir (defender tu punto de vista) resulta conveniente cuando tu interés es mucho más importante que el interés de la otra persona.
  2. Complacer (ceder en tu punto de vista) se utiliza efectivamente cuando el interés del otro tiene más valor que el tuyo o cuando es más importante la relación que ganar en el conflicto.
  3. Evadir (evitar hablar sobre el problema) es altamente recomendable cuando ninguno de los dos puntos de vista son significativos.
  4. Negociar (colaborar para llegar a un acuerdo) se recomienda para solucionar problemas donde ambos intereses son sumamente importantes, se trata de encontrar un arreglo donde las dos partes queden satisfechos, usando la creatividad y buscando que la relación se fortalezca. Esta estrategia requiere mucha disposición de los involucrados en el conflicto.

Los conflictos representan una oportunidad para cambiar y madurar, así como para mejorar nuestra comprensión y comunicación. Recordemos siempre que los grandes problemas comenzaron con pequeñas diferencias.

Así que ahora ya sabes como puedes manejar la situación cuando te encuentres en un conflicto, no te olvides de llevarlo a cabo, es muy importante.

¡Si te gustó la publicación apóyanos con un Like y deja tu comentario!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg