Estas son las razones por las que los infieles no dejan a sus esposas

1. Puede ser él mismo

Si llevan ya mucho tiempo de conocerse, es muy posible que se sienta cómodo y auténtico contigo. Quizá eso mismo lo hace salir de su vida cotidiana y tratar de ser perfecto con alguien más.

Después de su aventura regresa a la normalidad, con su esposa y sus hijos.

2. Gran parte de los hombres infieles buscan unas “vacaciones” de su vida de casados

No estamos justificando la acción, sólo decimos las cosas como son. Muchos infieles piensan que la infidelidad es algo sin mayor consecuencia, casi como una vacación del matrimonio.

“Si tú tienes una buena relación con tu pareja, si todavía hay amor y afecto, si él o ella es un buen padre y forman parte de un buen grupo familiar, los infieles no están necesariamente buscando una ruptura cuando buscan un amante”, dijo el CEO de Victoria Milán, Sigurd Verdal. “Sólo quieren añadir un poco de pasión y aventura a sus vidas”.

3. El divorcio es muy doloroso

“¿Por qué se pondría él en ese lugar en el que tiene que decidir y elegir? Si puede tener ambas cosas. ¿Para qué sentir tanto dolor?”, explica Wygant.

Muchas veces, la comodidad y tener ambos mundos parece ser una de las grandes razones para seguir con ambas relaciones.

4. Aún aman a sus esposas

Aún cuando hicieron lo incorrecto, hay hombres que aún después de ser infieles siguen amando a sus esposas. No es justificable el comportamiento, pero se puede entender. Todos cometemos errores y todos nos hemos arrepentido de alguna idiotez.

Mentirle a alguien a quien amas parece inconcebible e inaudito, pero sucede, y muchos hombres se han equivocado y han elegido lo incorrecto, pero están arrepentidos y aún aman a sus esposas.

5. Los hijos

En muchos casos los hombres no se separan debido a los hijos y debido a que quieren mantener una “familia tradicional” o al menos tratar de inculcar esos valores.

La mayoría de los infieles viven en una realidad que no existe, en una realidad en la que su mal comportamiento está totalmente justificado. Justificaciones como “no estoy haciendo nada que mis amigos no le hagan a sus esposas”, según lo expone Psychology Today, son algunas de las excusas mentales que usan.

 

Fuente: familias.com

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg