Consérvate sano con una buena taza de té


Si aún no te sientes tan inglés como para tomar una taza de té cada tarde, quizá hoy sea un buen día para empezar.

Cada día hay más pruebas de que tomar una o dos tazas al día puede prevenir y controlar infinidad de enfermedades.

Habrás escuchado sobre las excelentes propiedades del té verde producido del mismo arbusto (Camellia sinesis) que el té negro.

Procesado al mínimo, el té verde refuerza las defensas, baja los niveles de colesterol, combate la pérdida de dientes e incluso previene el cáncer. Contiene EGCG, uno de los más poderosos antioxidantes. El té negro también ofrece beneficios para la salud.

Los tés son perfectos para quienes buscan los beneficios medicinales de las hierbas sin tomar cápsulas.

La mayoría no provoca efectos secundarios (con todo, es mejor consultar al médico, en especial si estás embarazada, tomas medicamentos o si lo síntomas persisten).

Por ejemplo ¿sabías que el té preparado con hojas y flores de espino blanco o albar es considerado un tónico para el corazón? ¿O que el té de hojas de frambuesa ayuda a contener la diarrea?

Tés como el de manzanilla incluso son buenos para acelerar la curación de heridas y bajar la inflamación con compresas.

Té antioxidante

Moras o arándanos son ricos en antocianócidos, elementos que protegen a la retina contra la degeneración de la mácula, lo cual causa ceguera. Y como son astringentes, el té también es bueno contra la diarrea.

Puede fortalecer las venas (útil si tienes várices) y quizá bajar el nivel sanguíneo de azúcar en personas con diabetes.

Receta: Remoja una cucharadita de arándano molido en agua caliente durante 15 minutos. Puedes beber hasta cuatro tazas al día.

Bebida para antes de dormir

Para remediar el insomnio ocasional no hay problema en tomar una pastilla para dormir. Pero ¿para qué arriesgarse y volverse adicto al medicamento si es posible sustituirlo por este té natural de manzanilla y lavanda?

Puedes beberlo varias veces al día o justo antes de acostarte.

Receta: Combina dos partes de flores de manzanilla, dos de toronjil (melisa), una parte de flores de lavanda (alhucema), una parte de hojas de hierbabuena, una parte de pétalos de rosa y una pizca de nuez moscada.

Para preparar una taza de té, agrega dos cucharaditas de la mezcla en una taza y llénala con agua hirviendo. Deja reposar cinco minutos, cuela y bebe.

Calmante de náuseas

El jengibre trabaja tan bien combatiendo los mareos que algunos oncólogos ahora lo recomiendan para contrarrestar las fuertes náuseas asociadas con la quimioterapia.

Receta: deja reposar dos cucharaditas de jengibre en polvo o jengibre fresco rayado en una taza de agua caliente durante 10 minutos.

El té es más efectivo previniendo las náuseas que deteniéndolas una vez presentes.

Ayuda contra los bochornos

Si quieres calmar los síntomas de la menopausia sin recurrir a la terapia hormonal, prueba la cimicifuga negra.

El tomar té de esta hierba ayuda a mitigar los bochornos y otras manifestaciones de la menopausia pues baja los niveles de progesterona. Platica con tu médico antes de tomar la cimifuga negra.

Receta: Hierve durante 30 minutos media cucharadita de raíz en polvo por cada taza de agua, luego cuela el líquido.

Toma dos cucharadas soperas cada cierto número de horas a lo largo del día. La miel y el limón ayudan a diluir el sabor amargo.

Infusión ‘doma barrigas’

Una mezcla de cardamomo con otras tres especias deriva de un remedio para cólicos estomacales y gases.

Bébelo a los primeros signos de dolor o, —mejor aún— unos 15 minutos antes de comer. Este té también ayuda en los malestares de la pancita de los niños.

Receta: En un tazón mezcla un cuarto de cucharadita de cardamomo, media cucharadita de semillas de alcaravea molidas y media rebanada de raíz de jengibre fresco.

Añade una taza de agua hirviendo. Deja reposar 10 minutos. Si gustas, puedes añadirle una raja de canela.

¿Hay algún té que utilices para disminuir malestares de tu organismo y que sean efectivos?

 

Fuente: Selecciones México