Cada ser humano es un universo único, pero los psicólogos que tienen buen ojo para detallar siguen descubriendo nuevos patrones de conducta que se cree que vienen formándose desde nuestra niñez y que pueden ser aplicados en todos.