Con estos trucos vas a reducir el consumo de agua mientras te bañas

Trucos para reducir el consumo de agua mientras te bañas

Los seres humanos estamos acabando con nuestro planeta, no somos conscientes del daño que le estamos haciendo y prueba de ella son las grandes cantidades de agua que desperdiciamos.

Cuantos de nosotros no dejamos la llave de la regadera abierta y en muchas ocasiones ni siquiera la estamos ocupando. Se desperdicia muchos litros de agua mientras nos bañamos. Es por ello que en esta ocasión te vamos a compartir una serie de trucos con los cuales vas a poder reducir el consumo de agua mientras te bañas.

Ayudas a tu planeta de una manera tan sencilla. Lee con atención y lo mejor de todo es que lo lleves a la práctica.

Trucos para reducir el consumo de agua mientras te bañas

Trucos para reducir el consumo de agua mientras te bañas

Orina en la regadera. Lo sé, es algo a lo que no estamos acostumbrados, pero si haces esto estarás ahorrando más agua de lo que te imaginas.

Toma el tiempo. Se gastan de 7 a 10 litros por minuto y hay personas que tardan hasta media hora en bañarse. Sólo se necesitan de 3 minutos para bañarse perfectamente!

Dúchate en lugar de bañarte. Aunque pienses que es lo mismo, estás equivocado. No es necesario que te bañes todos los días, una ducha es una buena opción y lo mejor de todo es que gasta 15 veces menos agua que un baño.

Disminuye la temperatura del agua. Ducharse con agua fría es más respetuoso con el medio ambiente que si lo hacemos con agua caliente, claro está que esto solo aplica si el clima lo amerita. Por otra parte gastamos menos consumo de gas y con ello se reducirán las emisiones de CO2.

Cierra el grifo cuando no necesites agua. Esto sobre todo cuando las personas se cepillan los dientes, toma un vaso y recolecta el agua necesaria. Lo mismo sucede cuando te lavas las manos.

Reutiliza el agua que no usas. ¿Demora tu regadera en calentar el agua? Entonces utiliza un cubo para recoger ese agua que dejamos correr hasta que alcanzamos la temperatura deseada para ducharnos. Podemos reutilizarlo para fregar o regar las plantas.

Revisa bien los grifos para que no goteen. Instala reductores de caudal. Cada gota que ahorres es todo un logro. Igual revisa antes de salir de casa.

Ayúdanos a conservar el agua del planeta, lleva a cabo estos consejos y verás que todo sale mejor para bien. ¡Si te gustó la publicación apóyanos con un Like y deja tu comentario!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg