Uno de los ingredientes que nunca falta en nuestro refrigerador es nada menos que la cebolla, es ideal para darle un sabor a nuestras comidas.

Pero lo increíble de todo es que no solo nos funciona para cocinar en nuestra casa, sino que también nos sirve para hacer limpieza en nuestro hogar, por increíble que parezca. ¡Lee con atención!

Trucos para limpiar tu casa con cebolla

Trucos para limpiar tu casa con cebolla

Limpia utensilios de cocina

Puedes usar las cebollas como limpiador de sartenes, ollas y parrillas. Solo frota media cebolla por toda la superficie sucia del utensilio de cocina que quieras lavar y luego deja remojar por unos minutos. Luego, lava como lo harías normalmente y verás que el sucio se habrá “aflojado” considerablemente.

Cebolla como repelente

Este truco no te asegura una limpieza, pero sí contribuirá a mantener tu casa libre de insectos como moscas y mosquitos.

La cebolla y su fuerte olor funcionan perfectamente como repelente, solo debes dejar la cebolla picada sobre el área en la que quieras espantar a los insectos, también puedes rallarla y dejarla remojar en agua caliente. Al día siguiente obtendrás un líquido blanco que podrás rociar en los lugares de donde quieras espantar insectos.

Elimina manchas

Además de actuar como lavaplatos y repelente, la cebolla también funciona como un excelente detergente. La cebolla tiene la capacidad de penetrar en los tejidos de las prendas sin afectarlas en lo más mínimo.

Para realizar este truco solo debes dejar un poco de cebolla rallada sobre el área manchada, espera 10 minutos y luego procede lavarla a máquina.

Elimina el óxido

En caso de que tengas algún mueble o herramienta oxidada, la cebolla es ideal.

Solo corta una cebolla a la mitad y frota su lado interno contra el utensilio que deseas limpiar. Lo próximo que debes hacer es aplicar grasa y un pañuelo para eliminar en gran medida el óxido indeseado.

Elimina el olor a pintura

Si el olor a pintura fresca en tu habitación te atormenta, una cebolla puede ser la solución. Solo debes colocar unas rodajas de cebolla en agua tibia y dejar el recipiente en la habitación toda la noche. Al día siguiente, el olor de la pintura será inexistente. Recuerda limpiar la habitación posteriormente que el olor a cebolla no persista.

Ahora ya sabes que puedes hacer con la cebolla que tienes en casa.

No te olvides de compartir esta publicación, además nos puedes apoyar con un Like y dejando tu comentario. ¡Gracias!