De niña seguramente odiabas a tu hermano mayor, ya que el era el rebelde de la casa, el que agarraba tus muñecas para hacer experimentos, entre una gran cantidad de cosas más.

Pero seguramente con el paso del tiempo te habrás dado cuenta que las cosas no son tan malas como parecen y que tener un hermano ha sido lo mejor que te ha pasado en la vida. Si aún no te das cuenta, te damos a conocer cuales son las razones. ¡Pon atención!

Razones por las que tu hermano te ha hecho una mejor mujer

Razones por las que tu hermano te ha hecho una mejor mujer

1. Siempre tenías buen comportamiento comparado con el suyo

Tal vez porque eran más jóvenes, o quizá porque estaba en su ADN, pero los hermanos tienden a superar los límites de todo lo que tu algún día pudiste haber hecho.

Ya sea que fuera acusado de plagio en la universidad o que casi lo atraparan con drogas al entrar a un antro, tu hermano siempre se ha metido en problemas de una manera que no podrías haber soñado, lo cual hizo que todas tus materias reprobadas parecieran insignificantes comparadas con todo lo que él hizo. Así que, dale las gracias por ayudarte a ser siempre “la chica buena”.

2. Pero cuando no lo fuiste, él te rescató y estuvo de tu lado

Con tu hermano siempre puedes contar para que te cubra las espaldas. Por ejemplo, cuando tus padres se molestaron porque llegaste después de la hora que te dieron permiso y él fue el primero en decir que habías llegado sólo unos minutos después de lo acordado; o cuando tu amiga estaba siendo una maldita contigo, tu hermano al menos pretendió escucharte y te dio la razón.

Tu hermano fue tu confidente; la persona que te acompañaba al final del día comiendo grandes cantidades de cereal y viendo los terribles programas de la televisión.

3. Eres una experta en el debate

Sobre todo porque tú y tu hermano han pasado todo el tiempo debatiendo sobre quién utilizará primero el carro y durante cuánto tiempo exactamente. O quién estaría obligado a ir en el temido asiento de en medio durante los largos viajes; y quién sería el responsable de comprar la tarjeta de aniversario para tus padres. Además, siempre negociabas con tu hermano para que te prestara dinero, porque de alguna manera, la alcancía de él siempre estuvo mucho más llena que tu cartera.

4. Te enseñó cómo lograr lo que quieres

Al parecer, desde siempre las chicas hemos tenido más tenacidad a la hora de discutir. Con frecuencia, cuando tu hermano y tú discutían sobre qué canal elegir en la televisión, el simplemente se aburría y se alejaba del asunto, dejándote con la victoria, aunque tal vez pírrica.

5. No hay nada que te sorprenda

¡Oh, genial! Una pelota de beisbol cayó de la nada sobre tu cabeza. No es gran cosa, tu hermano ha estado jugando al hockey en el interior de la casa desde que tenía 7 años. ¿Tu bici ha sido robada? Bien, ningún artículo tuyo que tu hermano quisiera era totalmente de tu propiedad. ¿Hay un poco de pis en el asiento del baño? No podría ser de otra manera.

Podemos añadir muchas más cosas, pero seguramente ya se habrán dado cuenta que su hermano las hizo mejor mujer. No te olvides de compartir esta publicación, además nos puedes apoyar con un Like y dejando tu comentario. ¡Gracias!