5 Razones para dejar de sentirte culpable

Razones para dejar de sentirte culpable

Sentir culpa es algo que el ser humano experimenta desde muy temprana edad, pero que con el paso del tiempo debe dejar de sentir culpa por todo, claro está: existen excepciones.

Y es que la culpa es una reacción que, en gran parte, es algo que venimos cargando desde hace siglos y que considero que no sólo no promueve los comportamientos morales, sino que además es un obstáculo para los mismos.

Es por ello que en este artículo te comparto algunas razones por las cuales debes dejar de sentirte culpable.

Razones para dejar de sentirte culpable

Razones para dejar de sentirte culpable

1. Sentirse culpable no es necesario para llevar una vida ética. En otras palabras, se puede tener una vida muy ética sin tener que sentirse culpable cuando se cometen errores o faltas.

2. La culpa no es suficiente para llevar una vida ética. Es decir, uno puede sentirse culpable por algo y de todas maneras seguir actuando de manera inmoral.

3. La culpa en sí misma no te hace mejor persona. En ocasiones creo que tenemos la sensación de que sería peor hacer algo mal y no sentirse culpable, que hacer algo mal y sentirse culpable por ello, como si la culpa nos hiciera moralmente superiores, nos purificara, o nos redimiera. Pero, ¿por qué? Lo importante es el arrepentimiento: el deseo de haber actuado diferente, la intención de reparar el daño hecho, y la determinación de que en el futuro no cometeremos el mismo error. Mientras que el arrepentimiento se centra en la acción (por ejemplo, hice algo incorrecto), la culpa suele centrarse en uno mismo (soy una mala persona).

4. El sentimiento de culpa es una respuesta egoísta. Cuando nos sentimos culpables nos sentimos malas personas, sentimos que no estamos en paz con nosotros mismos. Pero estos pensamientos son fundamentalmente autocentrados, y la ética se trata, sobre todo, de pensar en los demás. La culpa nos distrae de ser de beneficio a otros. Estamos tan preocupados por lo malas personas que somos que se nos olvida lo que podríamos estar haciendo por quienes nos rodean.

5. La culpa no es una guía fiable para evaluar nuestro comportamiento. Tendemos a pensar que el sentimiento de culpa es una especie de sensor del mal comportamiento, pero muchas veces nos sentimos culpables de cosas de las que no somos responsables (por ejemplo, la muerte accidental de un ser querido) y no nos sentimos culpables de situaciones negativas de las que sí somos responsables (por ejemplo, el impacto negativo que podemos estar teniendo en el medio ambiente).

No te olvides de compartir esta publicación, además nos puedes apoyar con un Like y dejando tu comentario. ¡Gracias!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg