• Home  / 
  • Temas Varios
  •  /  Por qué cortar lazos con miembros de tu familia a veces es saludable

Por qué cortar lazos con miembros de tu familia a veces es saludable

Las relaciones familiares pueden ser muy complicadas. La mayoría de las personas experimentan un fuerte sentimiento de culpa si están considerando distanciarse de un familiar cercano, incluso si es por su bienestar.

Pero a pesar de lo difícil que es elegir, hay una serie de razones por las que cortar lazos con alguien de tu familia puede terminar siendo una buena decisión para ambas partes.

No puedes elegir la familia en la que naces, pero sin duda tienes la opción de alejarte de ellos si son tóxicos y solo te causan dolor. Sin duda, es una decisión difícil, pero si es la única manera de mantener la cordura, entonces puede ser la manera correcta de manejar la situación.

Las siguientes son razones por las que está bien alejarse de una mala relación familiar:

1. Solo están ahí cuando necesitan algo:

Cuando tienes una relación sana con tu familia, te darás cuenta muy pronto en tu vida de que están ahí para ti en lo bueno y lo malo, en la pobreza y en la riqueza. De hecho, están para saltar cuando necesitas ayuda y apoyo.

Pero si tu familia solo está ahí para ayudarte porque necesita algo a cambio, entonces vale la pena reconsiderar si quieres que forme parte de tu vida. Lo que han demostrado es amor condicional, por llamarlo de alguna manera. Piensa seriamente si quieres ese tipo de relación familiar en tu vida.

2. Te juzgan

Este mundo está lleno de personas críticas y es normal enfrentar algún tipo de juicio en tu vida, pero no de tu familia. Si se trata de una crítica constructiva, eso es diferente ya que quieren que seas la mejor persona que puedas ser.

Pero si tu familia te juzga hasta el punto de perjudicar tu autoestima y tus sentimientos, lo mejor es dejar eso. Las personas que se supone deberían de estar ahí para ti deberían levantarte, no derribarte.

3. Corta lazos si hablan chismes sobre ti

Si tu familia te trata a ti y a tu vida como si a una historia dramática para compartir con todas las personas que conocen, entonces es mejor no contarles nada nuevamente. Mejor aún, tal vez deberías mantenerte alejado de ellos por completo.

Cuando compartes con tu familia los problemas más profundos y necesitas comodidad y confianza, lo mínimo que pueden hacer es respetar tu vulnerabilidad y privacidad. Compartir con ellos no es un boleto para chismear sobre tu vida y no deberías tolerar eso.

4. Son manipuladores

Si notas que un día tu familia te insulta y al día siguiente te trata bien, eso levanta una bandera roja. Se supone que una relación sana con la familia es eso: saludable. Tu familia no puede ser mala contigo un día y luego cambiar al polo opuesto.

Si es así, entonces lo más probable es que te estén manipulando. Este tipo de tratamiento ocurre cuando se dan cuenta de que comienzas a alejarte de ellos y para tenerte de regreso, comienzan a tratarte mejor. Es para no perder el control sobre ti.

5. Te cuestionan por todo (gaslighting)

El gaslighting es otra táctica manipuladora para hacer que la víctima se sienta impotente y cuestione su propia percepción, memoria e incluso su cordura. Si te das cuenta de que tu familia hace algo mal, y cuando lo confrontas, lo niegan en un intento de desacreditarte, entonces estás siendo víctima de gaslighting.

Cuando esto se convierta en un ciclo constante, entonces tal vez es hora de cortar los lazos con ellos.

Conclusiones:

No todo es claro cuando se trata de cortar relaciones con familiares porque a menudo hay niños involucrados, pero a medida que sanamos y encontramos nuestro valor a los ojos de los demás, en nuestros propios logros y amor propio, empezamos a darnos cuentas de que estos miembros de la familia nos acepten o no, ya no nos define.

A medida que crecemos, podemos ver más claramente el abuso del pasado y el actual. Podemos ver que no tenemos la oportunidad de cambiar a estas personas y que el permitir que sigan abusando de nosotros tampoco les enseña nada.

Cuando cortes ataduras podrás sentir la libertad que siempre habías deseado sentir y, aunque también puedas sentir cierta soledad, puedes finalmente aceptar que nunca te amarán y apoyarán de la manera que mereces. Puede ser realmente agotador querer ser “adorable” ante sus ojos todo el tiempo.

Al no necesitar su aprobación te colocarás en tu propio sentido del yo, en tu propósito y en relaciones mucho más sanas. Tomar la decisión de cortar lazos con tu familia puede costarte una vida, pero cuando lo logras, puedes sentirte seguro de haber tomado la decisión correcta. Podrás liberarte finalmente de toda la ansiedad, la necesidad y todo lo que haces para encajar.

No es necesario odiarlos, tampoco necesitarlos. Y al dejarlos sentirás que creciste un poco más, te hiciste más adulto. Las personas pueden ser intrínsecamednte egoístas, no todas las personas tienen buenas intenciones, incluso si estás relacionadas con ellas. No todas las personas quieren lo mejor para ti.

Y tu trabajo aquí es hacer tu mundo lo mejor posible.

fuente: mihogarnatura.com

About the author

Sofia