5 Lecciones de vida que toda mujer debe de aprender

La vida se encarga de darnos una gran cantidad de sorpresas, en ocasiones para bien y en ocasiones para mal, pero podemos aprender de todo.

Por ello es muy importante que en la vida nunca nos quejemos de lo que nos pone en nuestro camino y tomar todo como lecciones.

¿De qué manera? Pues muy fácil, hay lecciones que debes aprender y entre ellas se encuentran las que compartimos en este artículo. ¡Debes poner mucha atención!

Lecciones de vida que toda mujer debe de aprender

Lecciones de vida que toda mujer debe de aprender

1. Las palabras no valen nada si no vienen acompañadas de hechos

A todos nos gusta oír cosas bonitas, aceptémoslo, pero si eso no viene acompañado de algo real, no merece la pena. Prefiero mil veces a alguien que se plante en mi casa sin avisar a alguien que simplemente me diga que le apetece verme y no haga nada.

2. Las personas no cambian pero sí mejoran

Nuestros defectos son nuestros defectos y no podremos jamás hacerlos desaparecer del todo. Sin embargo, sí que podemos intentar mejorar cada día y hacerlos disminuir con el tiempo. Pero ojo, si alguien te dice que ha cambiado de un día para otro no le creas, las cosas llevan su tiempo.

3. No es justo permitir una mentira

Me he preguntado muchas veces si tenía algún tipo de cartel en mi cara que dijese ‘miénteme’ pues me topé con demasiadas personas que creyeron que no era merecedora de la verdad. Luego me di cuenta de que en el momento en el que permites una de ellas, ya no pueden parar. Por eso, debes intentar que las personas que te rodean le den tanta importancia como tú al ser sincero.

4. Las chicas deberíamos ser aliadas, no enemigas

He vivido toda mi vida compitiendo con cada chica que pasaba a mí alrededor porque así nos han enseñado. Porque la guapa gana y el trofeo siempre suele ser un chico, porque en vez de ayudarnos a crecer y mejorar cada día, nos dedicamos a ponernos la zancadilla para llegar antes, y esto no debería ser así. Debemos animarnos y alentarnos a ser mujeres fuertes, independientes y seguras de nosotras mismas, dejando la rivalidad a un lado.

5. La gente no hará lo que tú harías

Me faltan números para contar las veces que una persona me ha decepcionado y siempre es por el mismo motivo: yo no habría hecho eso que tú hiciste. Y es que no puedes vivir a base de expectativas. No puedes vivir esperando a que ellos actúen como tú lo harías, porque no lo harán. Así que simplemente acéptalo aunque no lo entiendas.

No te olvides de compartir esta publicación, además nos puedes apoyar con un Like y dejando tu comentario. ¡Gracias!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg