Chico pensando que el COVID-19 podría traer otra epidemia