La manera para obtener almohadas realmente blancas. De hecho es así de fácil.

Almohadas realmente blancas, así es como funciona

Con unos meses de uso, las almohadas blancas ya no son muy blancas. A menudo se vuelven amarillentas o grises. Aquí tenemos un gran consejo para que tus almohadas finalmente vuelvan a ser blancas. 

No hay nada mejor que meter la cabeza en una almohada blanca después de un largo día. Y tomar una respiración profunda. Huelen fresco y todo es puro. Desafortunadamente, esta diversión no permanece así por mucho tiempo … las almohadas blancas se vuelven amarillentas y grises rápidamente. Rápidamente pierden su brillo y limpieza.

 ¿Por qué los cojines se vuelven amarillos tan rápido?

La respuesta es simple: durante el sueño, perdemos alrededor de medio litro de líquido. Esto tiñe las almohadas blancas en el largo plazo. El sudor se ve amarillento después de un tiempo, al igual que las camisetas blancas.

No sabemos si a todos les pasa lo mismo que a nosotros, pero no es realmente cómodo acostarnos en la cama a descansar cuando las almohadas están manchadas, aunque estén limpias, a veces sentimos que las manchas son sinónimo de suciedad… Muchas veces las mujeres no nos desmaquillamos antes de ir a dormir ¡error, grave error! No solo para nuestra cara sino para nuestras almohadas.

Como sabemos que quisieras tener almohadas impecables y relucientes… te enseñamos como deshacerte de las horrorosas manchas amarillas y grises.

obtener almohadas realmente blancas

¿Qué puedes hacer al respecto?

Tenemos una cura milagrosa y muy simple para ti, ¡con ingredientes que todos tenemos en el armario de la cocina! Es muy fácil.

El secreto para obtener almohadas realmente blancas

Esto es lo que necesitarás:

  • 250 ml de enjuague líquido
  • Tu detergente normal
  • 125 ml de vinagre blanco
  • 150-200 gramos de limpiador o desengrasante

Esto es lo que tienes que hacer:

Pon todos los ingredientes en una cubeta grande. Ahora agrega 700 ml de agua caliente. Coloca esta mezcla en el tambor de tu lavadora y coloca la ropa a 60 grados. Después de lavar, seca las almohadas en una secadora o un tendedero. ¡Tus almohadas serán de color blanco brillante!

Consejo: ¡Esta mezcla también es ideal para ropa blanca, sábanas blancas o toallas!

En el siguiente video verás como más puedes dejar tus almohadas, ropa y sabanas perfectamente blancas…