Jardinería, el pasatiempo que ayuda a tu salud mental

Esta actividad que miles realizan como una pasión, posee grandes beneficios para tu persona y emociones, expertos los confirman.

¿Has invertido tiempo en tu jardín? Desde plantar algunas flores hasta algo más elaborado, quizá hacer tu propio huerto para ayudar al planeta. Las opciones son muchas, pero lo que quizá no sabías es que la jardinería es el pasatiempo que ayuda a tu salud mental de grandes maneras, particularmente reduce la ansiedad y mejora el ánimo.

La escritora Sarah Rayner compartió los detalles sobre lo que este pasatiempo provoca en tus emociones con el sitio Psychology Today y es verdaderamente fascinante, pues entenderemos por qué va más allá de un simple gusto y hasta podrías animarte a darle una oportunidad, si todo aquello que has intentado no ha dado resultado.

Ya sea que tengas un espacio en tu hogar, que cuides plantas en el interior de tu casa, esta actividad revelará mucho de tu personalidad, todo aquello que nutre al cuidar a alguien más. Toma nota de los siguientes beneficios:

  • Brinda un sentido de responsabilidad

Cuidar de las plantas es una excelente manera de aprender a cuidar y respetar a otros seres vivos, si lo hacemos en los primeros años de vida, nos permite maravillarnos con los procesos de la naturaleza, cuando una planta crece, cuando florece, cuando cambia con las estaciones y vuelve a iniciar el ciclo.

  • Sentimos que nutrimos a otros

No importa la edad o la preferencia, todos queremos sentirnos útiles para otros y las plantas nos permiten observarlo y sobretodo, sentirlo. Jamás darán un fruto a quien no las cuida, tampoco florecerán si no les dedicamos tiempo, atención y cuidados. Sentirnos parte de ese logro ayuda a que nuestra autoestima se fortalezca.

  • Nos mantiene conectados a nuestro entorno

Así es, practicar la jardinería nos ayuda a recordar que no somos el centro del universo. El vivir en nuestro mundo sin pensar en los otros puede ayudar a que suframos depresión, enfocarnos en el exterior, en el ambiente, nos puede ayudar a ser más abiertos.