Hombre abrió un asilo para perros que fueron abandonados en su vejez

Los perros entregaron los mejores años de sus vidas y muchas veces terminan abandonados en las perreras por sus familias que ya no desean cuidarlos en su vejez. Ante esta situación un hombre abrió un santuario inspirado en su perra de raza beagle llamada “Shep”.

A Rusell Clothier se le ocurrió el concepto después de que comenzó a trabajar como voluntario en los refugios y vio que los perros ancianos nunca encontraban un nuevo hogar.

“Los primeros ocho a diez años han estado en una casa y, de repente los abandonan, su casa se ha ido”, dijo Clothier. “Poder volver a darles esa sensación y hacer de los años que les quedan una época dorada para ellos, tenemos esta casa que nos hace sentir bien a todos”.

Shep inspiró a Rusell a comprar una casa y abrir un refugio por el amor que le dio a sus perros. Gracias a su espíritu noble, gentil y de bondad inspiró a la familia a adoptar y ayudar a más perros en sus años dorados.

Ubicada en una propiedad de 1 hectárea y media los perros tienen un espacio para convivir y encontrar nuevas familias. “Y si esto es difícil, podemos ser su hogar permanente y amoroso” Nos enfocamos en perros mayores que ya han pasado un tiempo en un refugio o rescate, esperando encontrar una familia.  No aceptamos perros directamente del público” de acuerdo a Rusell.

Cuando los perros llegan después de haber pasado semanas o meses en un refugio lo que buscan es que tengan la mejor calidad de vida posible y tratar de recuperar su felicidad y la mayor alegría posible del perrito.

La calidad de vida, amplios tiempos de juego, interacción y cariños con los cuidadores. Todo esto lo ofrecen para sacarlos de las perreras y deambulan libremente para hacer lo que siempre han deseado: jugar, estar en casa o dormir.

“Estamos comenzando con algo pequeño, con algunos perros, y aumentaremos con el tiempo. Necesitamos voluntarios, así que si ayudar a los perros viejos y dulces, puedes unirte” de acuerdo su portal.

Shep tiene una mezcla de basset hound beagle de 10 años, y fue adoptado por el fundador de Shep’s Place, Russell Clothier. Tiene un sofá cómodo, mucho espacio y está buscando algunos perros viejos, como él, con quienes compartirlo.

“Queremos que sea lo más hogareño posible”, dijo Clothier. “Queremos que se sienta como en casa. La mayoría de estos perros procedían de un refugio y también de los voluntarios. Es simplemente cómodo. Queremos que sea como si estuvieras en tu propia casa pasando el rato con tus propios perros “.

Todos los perros van al cielo, pero dijo que merecen tener un lugar al que llamar hogar primero. Puedes conocer más en su página de Facebook y descubrir las historias que tiene cada uno de sus perros.

Visto en Viajero