Le preguntamos a nuestro público de El Librero de Gutenberg sobre cuáles son aquellas cosas que la sociedad aprueba en los hombres pero le reprocha a las mujeres. Y nos quedamos perplejos.

Esto es algo que hay que compartir y hacer conciencia.

La empatía trata de eso: ponerse en los zapatos del otro.

Aquí están algunos de los comentarios:

Las canas… En el hombre, lo ven como “interesantes”, en la mujer, la ven como “vieja”. – Pilar Cifuentes

…La planeación parental, un hombre ni de chiste debe hacerse la vasectomía pero nosotras a meternos hormonas, o cirugía o dispositivos. Si él no quiere está en su derecho si nosotras no queremos somos rebeldes y abusivas. – Fercy León

Que después de haberse dejado, el hombre puede andar con la que se le ponga enfrente , y si una mujer quiere intentarlo con alguien ya es una cualquiera… – Mayeli Sabeth

Dejarse crecer la barba… – Adriana Arroyo

Que un hombre con un puesto de mando medio se quede en casa para cuidar de su bebé enfermo es impensable… Lo lógico es que lo haga ella a pesar de que se juegue el puesto también. – Ellen Alacid

Rascarse donde le pique en público, sin pudor alguno, nosotras nos morimos antes de hacerlo… – María Elena de Lucía

Tener muchas parejas, un mejor puesto laboral, un mejor salario, mayor nivel de estudios, vestirse como guste, practicar o ver fútbol, fútbol americano, boxeo, lucha libre o artes marciales; sentirse la mejor por su capacidad y conocimientos, decidir no tener hijos o no casarse, no saber cocinar, no saber bailar, andar en fachas, beber cerveza, salir con sus amigas, coquetear, decir groserías cuando la situación lo amerita, defenderse de los abusos en casa y el trabajo, ir solas a conciertos, en fin, muchas cosas que por un asunto cultural y social creemos que solo competen a los hombres, así como el ver mal que un hombre llore o que ayude en casa a barrer, lavar, cocinar. – Yasir HS

Aceptado no sé, pero sí mal visto, que en una pareja la mujer sea mayor que el hombre… – Prese Gazquez

Tener buen rollo con un compañero de trabajo. Todavía hay quien piensa, que si te llevas bien con un compañero, tienes algo con el y obviamente eres una “golfa”… – Dori Gomez

Casi todo, al hombre se le permite (o se le juzga menos) engordar, envejecer ser peludo, ser infiel, ser grosero, abandonar familias, trabajar de lo que quiera, estar con varias mujeres al mismo tiempo, etc. Eso sí, cuando el hombre es gay, ahí se lo juzga peor que a las mujeres. Así es la sociedad en que vivimos en pleno siglo 21. – Estefi Deli’ Olio

Dejar la casa después de separarse (no a los hijos) Si lo hace un hombre esta bien si lo hace una mujer es una loca. – Alba Fitipaldi

Ser soltera. La sociedad ve mejor a la dovorciada o mal casada, que a la “solterona”. El hombre no importa si se casa o no. – Chary To

 

Sin duda nos pone a reflexionar.

Comparte este mensaje y hagamos conciencia.