En Alabama (USA), alguien reportó que la señora Helen Johnson robó en un supermercado. Cuando la policía llego a su casa para arrestarla, el agente William Stacy le preguntó: “¿Dime qué te robaste?”

En Alabama (USA), alguien reportó que la señora Helen Johnson robó en un supermercado.

Cuando la policía llego a su casa para arrestarla, el agente William Stacy le preguntó:

“¿Dime qué te robaste?”

Ella llorando respondió:

“Sólo cinco huevos para alimentar a mis hijas y nietas…”

El agente montó en su patrulla. Fue hasta el supermercado. Pagó lo que había sustraído la mujer y compró una despensa completa. Acto seguido, regresó con la despensa a la casa de la señora Johnson.

Cuando ella vio al agente frente a su puerta, empezó a llorar y dijo:

“Señor es demasiado lo que haces…”

Él sólo respondió:

“A veces, antes que aplicar la ley, debemos primero aplicar humanidad”…

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg