El Dr. Hans Berger, inventor del encefalograma y uno de los pioneros de la neurociencia, fue el primero en descubrir las ondas alfa. Estas ondas se producen cuando estamos en estado de consciencia relajada o alerta, y se cree que tienen un impacto positivo sobre nuestra mente y cuerpo.

Algunos de los beneficios son:

  • mejor capacidad para enfocarse, reducir el estrés y la ansiedad
  • aumento de la creatividad y el flujo de pensamiento
  • mejora de la memoria
  • incremento de la capacidad de aprendizaje
  • mayor profundidad de sueño y reducción del insomnio
  • alivió de la depresión y el dolor
  • mejora de las habilidades motoras
  • baja la presión arterial
  • mejora la circulación
  • incrementa el nivel de energía
  • mejora el sistema inmunológico

La forma más rápida de beneficiarte de las ondas alfa es mediante la neurociencia básica y simple de entrenamiento cerebral, que requiere sólo unos minutos al día.

Toma unos audífonos y escucha el siguiente audio durante 10 minutos al día para alcanzar estos beneficios de las ondas cerebrales: