Despeja tu mente en tan solo 15 minutos

Hay días en lo que todo se sale de control y por supuesto nos desesperamos porque queremos hacer lo posible por arreglar todo de la manera más rápida posible.

El ritmo de la vida que hoy en día llevamos puede parecer frenético, y las interrupciones constantes, no sólo afectan nuestras acciones, también nuestros pensamientos.

Es por ello que en esta ocasión te daremos a conocer como puedes despejar tu mente en tan solo 15 minutos.

Despejar tu mente en tan solo 15 minutos

Despejar tu mente en tan solo 15 minutos

5 minutos de actividad física

A pesar de que el ajetreo en la oficina ya esté acelerando tu bombeo sanguíneo, salir  y correr o caminar rápido alrededor del edificio te dará un descanso del caos que estés viviendo.

Separarte del punto de estrés ayudará a tu mente a olvidar con mayor rapidez los problemas. La liberación de endorfinas va a levantar tu estado de ánimo.

4 minutos de gratitud

Ahora que tu cuerpo está un poco más relajado, puedes empezar a despejar tus pensamientos. La manera más fácil de reducir el ritmo es recordar por qué estás haciendo todo esto.

Utiliza estos minutos para contemplar lo agradecido que estás por la gente a tu alrededor que te apoya. Da gracias por la buena salud, las buenas oportunidades, y las maravillas del mundo.

3 minutos de meditación

Luego de despejar cuerpo y mente, es hora de relajar el alma. La meditación es una forma muy eficaz de barrer con todas las distracciones. Existen varios enfoques que puedes utilizar.

Si no tienes un método establecido, internet será tu mejor amigo. En Youtube muchos tutoriales para meditar sin salir de tu lugar de trabajo.

2 minutos de silencio

Con la mente clara, lo último que necesitas ahora es enfrentarte a las distracciones. Encuentra un lugar tranquilo donde puedas sentarte y eliminar sensibilidades. Incluso si estás en un escritorio, apaga las luces, la computadora y todo aparato electrónico.

Concéntrate en tu calma. Puedes configurar tu celular en modo avión para que no te moleste, dejando la alarma en una hora fija. Por ahora, debes estar tranquilo, fresco y claro.

1 minuto de respiración profunda

Sabes que debes volver al trabajo, eso es inevitable, así que, durante los siguientes 60 segundos, céntrate en realizar una respiración lenta a medida que intentas volver a la realidad.

Encontrarás que sólo el acto de la respiración profunda tranquilizará las cosas. Para el resto del día, si algo comienza a salirse de control, sólo tienes que ir a un lugar tranquilo y repetir este ejercicio de respiración de un minuto.

No te olvides de compartir esta publicación, además nos puedes apoyar con un Like y dejando tu comentario. ¡Gracias!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg