Test: Descubre que herida emocional te falta sanar

Descubre que herida emocional te falta sanar

En la vida se nos van presentando una gran cantidad de situaciones que luego no solucionamos y esperamos que el tiempo se encargue de ellas.

Son muchos lo que hacen eso, pero hay heridas emocionales que pueden tardar mucho tiempo en sanar y si no las atendemos a tiempo pueden afectar el desarrollo de nuestra vida en general.

¿Te gustaría saber que herida emocional debes sanar? Pues bien, en esta ocasión compartimos un increíble test con el cual vas a poder sanar la herida emocional, solo debes de elegir una carta e inmediatamente lo sabrás. ¡Es rápido!

Descubre que herida emocional te falta sanar

Descubre que herida emocional te falta sanar

Carta No. 1

La herida que aún arrastras en tu corazón es la del abandono, que es probable que venga de tu niñez.

Quizás cuando pequeño sentías que no te tomaban en cuenta, que eras dejado de lado.

Si así fue o no, es el momento de te des cuenta que tienes derecho todo, debes abrazarte todos los días y más aún cuando estás despertando. A partir de este momento te darás cuenta que muchas personas alrededor de ti te ama y tienes el mundo a tus pies. Recuerda que desde ahora ya no estás solo, te tienes a ti mismo y es para siempre.

Carta No. 2

La injusticia es una herida profunda que muchas veces aparece en tu vida y no te deja ser 100% feliz, porque te pones rígido y autoexigente, ya que no quieres fallar en nada.

Sería muy hermoso que la sanaras, ya que te permitirá darte cuenta que eres un ser humano maravilloso, que no existe la perfección, que los demás te aman tal y como eres y que si fallas o cometes errores, es parte de la vida, lo que nos hace más humanos y listos para darnos cuenta que lo que tenemos, es lo que merecemos.

Carta No. 3

La traición es una herida que aún sangra en tu corazón y en tu alma. Para que no te vuelva a ocurrir, quizás ocupas las herramientas del control y de la coraza. Controlas todas las situaciones, para que nadie te vuelva a herir, y usas una coraza y así nadie te conoce realmente.

Es importante que te des cuenta que ya no es necesario andar a la defensiva, porque ya aprendiste, ya no eres esa persona que sufrió esa traición: creciste y aprendiste. A partir de ahora es momento de abrir un poco tu corazón, mira con ojos buenos y te llevarás la gran sorpresa de tu vida, ya que encontrarás personas buenas en tu camino.

¡Si te gustó la publicación apóyanos con un Like y deja tu comentario!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg