¿Necesitas hidratar tu rostro? Conoce este sencillo truco con rodajas de tomate…

Las rodajas de tomate pueden reemplazar muchas cremas costosas

El hecho de que muchas mujeres ahora froten las rodajas de tomate sobre sus rostros puede parecer extraño a primera vista, ¡pero es realmente inteligente! Los pepinos tienen un efecto similar, pero por supuesto un perfil nutricional diferente. ¿Quieres ahorrar dinero en cremas caras? Entonces definitivamente deberías probar esto. Compruébalo tu misma.

Los tomates tienen un alto contenido de agua, por lo que también hidratan tu cuerpo rápidamente.

Tomates

El jugoso tomate rojo, no sólo contiene una gran cantidad de agua (95%), pero también una mezcla adecuada de vitaminas esenciales, A, B1, B2, B3, C, E y minerales, magnesio, hierro, zinc, Calcio y potasio.

¿Sabías que los tomates son en realidad frutas? Solo lo usamos principalmente como vegetal. Por cierto, los tomates maduros tienen una sustancia llamada licopeno. Se ha demostrado científicamente que esta sustancia tiene un efecto antioxidante y debe fortalecer el sistema inmunológico.

Consejo: corta todos los puntos verdes de los tomates realmente rojos. Estos no deben consumirse ya que contienen una sustancia (tomatidina) que es moderadamente tóxica y puede causar vómitos y náuseas. ¡Esto no se aplica a las variedades de tomate verde naturalmente!

Efectos en la piel

El alto contenido de humedad del tomate tiene un efecto positivo e hidratante en la piel. Los valiosos minerales del tomate irrigan tu piel de forma natural. El efecto es como el de una crema facial hidratante costosa, solo que sin química y aditivos y rellenos. La acidez de las rodajas de tomate puede ayudar a restaurar el equilibrio de pH de la piel. Los tomates también contienen ácido salicílico. Una enzima que también se usa en cremas antienvejecimiento. La vitamina A, B y C, así como el sodio y el magnesio de los tomates también tienen un efecto de soporte. Un cuidado efectivo y natural para la piel, que muchas personas subestiman.

Aplicación de rodajas de tomate

Corta un tomate maduro (!) Y orgánico (!) En rodajas finas. Limpia tu cara con agua tibia. Ahora frota las rodajas de tomate con un movimiento circular sobre toda tu cara y cuello. Si las pepas salen, no hay problema. Masajea todo en la piel. ¡Inmediatamente sentirás un efecto! Realmente refrescante y vigorizante.

 

Mascarillas

¿Te gustan más las mascarillas? Para la máscara de limpieza solo tienes que mezclar un tomate entero picado con un aguacate (destripado y sin cáscara) en una licuadora y luego aplicar esta masa a la cara. Dejar actuar durante 20 minutos y luego enjuagar con agua tibia. Tu piel será más vibrante, fresca y completa.

En la siguiente video veras los resultados de usarlo con frecuencia: