¿Sabías que el dinero es uno de los estresantes más grandes que tenemos?

Todos tenemos una relación con este, algunos aman al dinero, algunos lo odian, algunos tratan de ignorarlo, pero siempre está en nuestras vidas, todo el tiempo.

Es un tema tabú que crea estigmas: Tener dinero o necesitar dinero. 

Y es un tema muy incómodo de hablar más incómodo que las adicciones, más incómodo que los problemas maritales, más incómodo que la política, que el sexo.

Por eso creo que es muy importante hablar de este tema, es necesario porque: primero no lo enseñan en la escuela, en un lado la escuela te están hablando sobre cómo se hace dinero, cómo se tiene que ahorrar, cómo se tiene que pensar normalmente desde pequeños, al menos a mí generalmente no me inculcaron sobre dinero al contrario me emitieron programas mentales en los que me reprograme de cierta manera para alejarme lo más posible del dinero durante mucho tiempo. 

Es un tema muy importante porque también hay muchos mitos y creencias al respecto del dinero, muchas ideas que son erróneas y también porque pues es la única manera en la que nosotros podemos salir adelante, nosotros como personas y como países, como familias.

Así que empecemos. 

¿Qué demonios es el DINERO?

El dinero es una presentación de valor, es un método de intercambio, que aceptamos nosotros en la sociedad con el cual nosotros hacemos pagos por bienes, por servicios, por obligaciones, por deudas, por todo lo que nosotros queramos conseguir que sea un intercambio material.

También se utiliza el dinero como supervivencia y necesitamos el dinero para comprarnos una casa o para rentar una casa, para comer. 

El dinero puede ser como alguna liberación porque antes había una especie de trueque, intercambiábamos cosas, yo tenía unas gallinas y entonces, pues de esa manera podía intercambiar lo que yo producía por otras cosas. Pero a lo mejor esa persona no le interesaba intercambiar, no interesaba cambiar la vara por unas gallinas o por huevos, entonces se empezó a inventar el término del dinero, te libera. 

¿Qué pasa con el dinero? 

Si hay una manera de representar este valor, si hay una manera de intercambiar este trabajo que tú has hecho con otra persona, te libera a ti de que tú tengas que hacer más trabajo todo el tiempo para poder buscar a otras personas que estén interesadas en intercambiarte a ti. A lo mejor la persona que estaba vendiendo esa carne pues lo que necesitaba era hierro, tú no tenías el hierro, entonces tuvieras que buscar en ese entonces alguien que le interesará intercambiar tus huevos por el hierro y tú llevar ese hierro y ahora sí con la persona, perderías mucho tiempo. 

De una manera es una forma en la que nosotros podemos liberarnos de estar haciendo cosas durante todo el día. Al menos sirve, por ejemplo, para poder planear después unas vacaciones, para tener hobbies, sino tendrías que hacer un montón de cosas para sobrevivir porque no habría una manera en la que podrías guardar ese tiempo. 

Porque el dinero también es tiempo, es tiempo ahorrado, trabajamos, cambiamos nuestro tiempo por dinero y de esa manera estamos ahorrando ese tiempo para poder pagarle a alguien que haga algo por nosotros que no queremos hacer. La persona que nos va a instalar unas ventanas como éstas, tal vez no sé cómo hacerlo, entonces voy a tener este tiempo, una manera en la que yo en lugar de aprender cómo se tiene que hacer todo esto, le puedo pagar a alguien para que lo haga. Entonces una manera en la que nosotros podemos almacenar, acumular tiempo. 

Sirve también como estatus, buscamos esas personas que tienen ese dinero, a acercarnos para que nos caiga un poco de la riqueza.

Sirve también como un medio para un fin, quiero dinero para que vaya hacer tal cosa, quieres tú utilizar ese dinero para conseguir unas vacaciones o un automóvil mejor o te quieres comprar una televisión nueva o un mejor celular o cualquier cosa. 

Sirve como control, los gobiernos lo suelen usar también como control, las personas lo suelen usar muchas veces también como control sobre otras. 

Entonces por eso es que tiene asociaciones tanto positivas como negativas, porque nosotros podemos ver cómo el dinero representa muchas cosas. 

Y por eso vamos a irnos ahora a lo que son:

Los MITOS y las CREENCIAS LIMITANTES acerca del DINERO

Es decir, muchas veces pensamos en el dinero tenemos ya como programas o ideas preconcebidas que nos han instalado en nuestro cerebro. Nuestros padres, la sociedad mismas, nuestros profesores, nuestros amigos, el lugar donde crecimos y es muy interesante ver como cuando tú le preguntas a las personas sobre qué piensan sobre el dinero algunas te van a decir que es malo, por ejemplo, algunos dicen es la raíz de todos los males, y no, ya vimos que es más bien una representación de valor. Entonces es muy posible que esas personas que hablan de esto han tenido experiencias negativas con personas ricas y piensas que el dinero te hace malo, no es cierto, el dinero exponencia lo que tú tienes.

Si tú eres una persona que da su tiempo para hacer el bien, esa persona cuando empieza a tener más dinero, pues va a seguir haciendo esto, lo hacen en una mayor escala, no es ni bueno ni malo, las personas son las que son buenas o malas, hay también personas que vuelven al dinero su reino, cual eso es súper importante no hacerlo porque entonces tú te vuelves el esclavo de este.

Otra de estas creencias limitantes es que es difícil de obtener, hay personas que que te van a a decir: “es que muy, muy, muy difícil”, “el dinero no crece en los árboles”, “es muy complicado de obtener”, mira si tú lo piensas así, si estás todo el tiempo diciendo es muy difícil de obtener qué pasa con tu cerebro, pues que empieza a tratar diferente el dinero, empieza a decir si es muy difícil de obtener no está en ningún lado, no lo ve, se ciega. Lo puedes decir porque yo me he juntado a partir de este último año y medio estuve trabajando con mucha gente multimillonaria en el mundo de las finanzas y fue muy impresionante cómo tienen una mentalidad muy distinta a la que yo tenía. Si me daba cuenta de eso, todo esto de que sabes no crece en todos lados y me di cuenta de que no es, más bien que yo estaba buscando los lugares incorrectos.

Lo siguiente es pensar que no es importante y es tan importante que rige nuestras vidas para prácticamente todo. Lo voy a poner así, es tan importante que necesitas para tu comida, lo necesitas para el techo donde vivir, lo necesitas para la salud, si estás mal de salud y no tienes dinero va a estar muy difícil, tienes una emergencia y no tienes dinero se vuelve muchísimo más complicado eso. Piénsalo, hasta para la religión es necesario porque si no dónde van a tener la catedral, los lugares religiosos dónde están las personas necesitan un mantenimiento, es decir, para reunirnos con nuestros amigos, para tomar el transporte, incluso si queremos protestar contra cosas que no nos gustan, necesitamos para generar para las pancartas. Pensar que no es tan importante, lo único que están haciendo es que no te lo estás tomando en serio. Que le estás diciendo a tu cerebro: “sabes, no, no, no es importante”, y es por eso que muchas veces las personas se encuentran en el lugar donde están.

Otra creencia limitante que hay es que necesitas dinero para hacer dinero. Si bien, si se necesita para muchas cosas, también no es totalmente necesario, es decir, no es necesario que tú lo tengas para hacer dinero, puede haber otras personas que están buscando invertir en proyectos, que están buscando invertir en ideas y que quieren poner a trabajar ese dinero y ahí es donde entras tú. 

Algo que encontré, que aprendí del mundo de los multimillonarios es que ellos se apalancan con otro, tienen socios, y si no tienen dinero ellos para hacer un proyecto se asocian con alguien que sí lo tienen. Ellos tienen el conocimiento, ellos tienen la idea y lo van a ejecutar, pero a lo mejor no tienen el dinero, entonces se asocian con alguien, y si no tienen ese conocimiento, pero si tienen un poco de inversión, entonces se asocian con alguien que tenga esos conocimientos. O también pueden apalancarse en el tiempo de otros. A mí me contrataron como consultor, se apalancan en mi tiempo, en mi conocimiento para que ellos no tengan que hacer todo ese recorrido y directamente den un salto mucho más grande, digamos, en sus objetivos. 

Otra cosa es pensar que tener dinero es ser egoísta. Alguna vez has ido o alguien te ha pedido que le ayudes y tú le dices: “no, no tengo dinero, discúlpame”, y lo has querido ayudar de veras, que dices “sí, pero estoy roto en este momento, no tengo un solo centavo en ese momento”, si hubieras tenido dinero lo podrías haber ayudado a esa persona.

Otra que es buenísima y es la de que no compra la felicidad y es cierto. El dinero no te compra la felicidad, para nada. Pero si te va a generar muchas experiencias o te va a dar digamos la posibilidad de tener experiencias de viajar e irte de vacaciones, de estar con tus amigos, de estar más tiempo con tu familia, de poder llevar a tus hijos a tal lugar o al otro lugar. Al final del día no te va a comparar a ti la felicidad porque eso depende muchos otros factores, pero sí va a ayudar a ello. Entonces, creo que es importante irse quitando estas creencias limitantes que tenemos. 

Hay otra que existe que es la de que hay que trabajar duro para conseguir muchísimo dinero o para conseguir dinero de hecho, ni siquiera muchísimo. Más bien hay que trabajar inteligentemente, ese es algo que también me cambió a mí la perspectiva, yo pensaba que hay que trabajar así como mula todo el día. 

Por ejemplo, ¿cómo puedes ganar más dinero? 

Continúa educándote.

Apaláncate en el dinero que tienen otras personas cercanas a ti con tus ideas o con las ideas de otros. Quizá tú no tienes ninguna idea y no tienes dinero, pero puedes conectar personas, eso yo también hice, conectaba personas que tenían una idea con otra persona que tenía los recursos.

Cambié también mi forma de trabajar. Yo antes intercambiaba mi tiempo por dinero. Un ejemplo, estaba en el Call Center y estuve allí atendiendo las llamadas me la pasaba dos horas y media de ida a mi trabajo, luego estaba hablando por teléfono atendiendo llamadas, ayudando a la gente y esa era mi vida. Después cambié la forma de trabajar y dije: “no, yo lo que quiero hacer es crear cosas una vez y ganar de ellas”, porque hay gente lo hace, me empecé a dar cuenta de que existían personas que estaban intercambiando algo, algunos creaban productos, su conocimiento lo vendían, ellos creaban una sola vez y ganaran una y otra y otra y otra vez. Eso me pareció muy interesante, si yo cambio la manera en la que estoy trabajando, sí empiezo en mi tiempo libre a generar este tipo de productos ¿cómo puede cambiar mi vida?

Para recapitular, todo esto que vimos hoy empezamos con el dinero y por qué es importante porque todos tenemos una relación con él, lo amemos, lo odiemos, lo tratemos de ignorar es un tema tabú, es muy incómodo, es necesario de hablar para mejorar nuestra vida porque no lo enseñan en la escuela porque no lo enseñan tampoco nuestras familias porque es una manera de sacar adelante a nuestros familiares, comunidades, a nuestros países. 

Vimos que el dinero es una representación del valor que sirve para sobrevivir, que sirve para liberarte, que sirve como un almacenamiento de tiempo, como estatus, es un medio para un fin, que hay gente que lo utiliza como control. 

También vimos que esto nos ha generado también muchas veces unas creencias y unos mitos que nos están limitando, por ejemplo, que es malo, es difícil de obtener, que no es tan importante o que necesitas dinero para hacer más dinero o que tener dinero es ser egoísta, que hay que trabajar duro.

Vivos que en realidad esas son ideas, mentiras, mitos que uno se ha ido creando por lo que nos han dicho y hay formas de cambiar una de estas es: analizar qué es lo que tú traes en tu programa mental, cuáles son estas ideas, si en algún momento de estas creencias que te dije en este momento resonaron contigo y dijiste “sí”, yo a veces pienso que no es tan importante o si yo a veces pienso que hay que trabajar duro o si yo pienso que es muy difícil de obtener, bien, ponlo en una lista y empieza a analizarte ¿por qué? 

Lo siguiente es analizar cómo lo vas a cambiar, qué es lo que te vas a decir ahora y aún una vez que has escuchado esto hay más información, hay más recursos en internet, en youtube, en google en todos lados donde puedes empezar a buscar, indagar más para que vayas reprogramándote, porque eso va a ser muy importante, el poderte reprogramarte, es el 80%, el 20% restante va a saber si sepas vender o que sepas comunicarse mejor con las personas, son cosas no tan importantes como lo que está aquí en tu mente.

Yo me di cuenta porque hace 10 u 8 años estaba yo en el Call Center pensando que ese era mi destino, pensaba que no tenía ninguna habilidad y yo era un bueno para nada, un inútil y al final reprogramar mi cabeza, cambiar mi mentalidad fue lo que me hizo llegar aquí, estar transmitiendo esto y estar con una página, el Librero de Gutenberg con 9 millones de seguidores, finalmente puede cambiar mi mentalidad y yo te lo recomiendo también a ti.