Cosas que debes recordar cuando no te creas lo suficientemente bueno