Las manos de una mujer hacen una gran cantidad de actividades todos los días, por lo que siempre debes de darle los cuidados que se merece para que estén en buen estado.

¿No sabes como cuidar tus manos de manera correcta? No te preocupes, en este artículo te damos a conocer algunos consejos que debes aplicar para que tus manos estén muy bien cuidadas, te darás cuentas que son consejos tan sencillos, pero que hacen la diferencia.

¡Créeme que tus manos te lo agradecerán!

Consejos para cuidar tus manos

Consejos para cuidar tus manos

1. No las lave más de la cuenta

Ya sabemos que lavarse las manos es muy importante, ya que eliminamos bacterias que se van acumulando. Es probable que no puedas recordar cuántas veces te lavas las manos al día. Pero, aunque lavarse las manos es necesario, evita exponerlas mucho al agua. Usa guantes de goma cuando laves los platos, limpies el baño o hagas otros oficios en la casa.

2. Piensa antes de usar barras de jabón

El jabón en barra es muy bueno para lavar el cuerpo, pero debes tener cuidado con lo de lavar tus manos una y otra vez, te recomendamos utilizar un jabón suave.. Busca un limpiador de manos sin sulfatos y que contenga antioxidantes de vitaminas e ingredientes naturales como sábila, aceite de oliva y manteca de Karité para proporcionarle a las manos la humectación necesaria.

3. Mantén a la mano una crema humectante

Es necesario usar una crema adecuada cuando se trata de cuidar las manos. Puedes tener la crema junto al lavaplatos para que te acostumbres a usarla después de lavar. Lávate las manos, sécalas y aplica crema de manos mientras la piel esté húmeda.

4. La protección es importante

Al estar expuestas, las manos siempre corren el riesgo de resecarse. El frío extremo o el trabajo al aire libre pueden causar daño. Por esto, una norma general es usar guantes cuando sea posible. Cuando cubres y proteges las manos con guantes al trabajar puedes eliminar el lavado excesivo para limpiarlas.

5. Hablemos de protección

Por último, nuestras manos muestran la edad y por ello necesitas no solo hidratarlas, sino también cuidándolas con mucho protector solar. Los rayos UVA y UVB del sol son perjudiciales y pueden quemar y envejecer la piel. El dorso de las manos es muy propenso a las manchas solares y necesitas protegerlas al conducir, al andar en bicicleta e incluso cuando solo vas salir de tu casa hacia el trabajo. Una exposición mínima al sol puede causar efectos a largo plazo en las manos.

¡Si te gustó la publicación apóyanos con un Like y deja tu comentario!