Consejos budistas que te ayudarán a ser feliz

La felicidad es gratuita y por ende debemos de vivir siempre felices, aunque sabemos que hay ocasiones en las que no es tan sencillo.

En el budismo, el camino a la felicidad inicia con el entendimiento de las causas por las que sufrimos.

Por tal motivo en esta ocasión te traemos cinco consejos budistas con los cuales vas a poder ser feliz. Lo importante no es solo que lo leas, sino que lo lleves a cabo para tener una vida completamente plena. ¡Es momento de ser feliz!

Consejos budistas que te ayudarán a ser feliz

Consejos budistas que te ayudarán a ser feliz

1. Escribe una lista de las cosas que amas de la vida

Debes de concentrarte en las actividades que se te escapan en tu rutina diaria, esos que suceden cuando llegas a casa después de un día de trabajo y cenas con tu pareja, el momento en que sales a correr con tu mascota o el desayuno del fin de semana, presta especial atención a lo que sientes. Elige dedicarte a ellos y experimentarlos con más frecuencia, además de buscar actividades análogas que produzcan el ti el mismo gusto por vivir.

2. Aliméntate mejor

Son pocas las personas que cuidan su alimentación y abusan de la comida rápida, la cual poco a poco va dañando su organismo. Puede ser que al principio te resulte un poco complicada cambiar tus hábitos alimenticios, pero no imposible.

Empieza por dejar aquellos alimentos procesados y tómate una hora completa para comer, masticar correctamente y reposar al acabar la comida. Te sentirás mucho mejor y más satisfecho.

3. Mantente en movimiento

Lo creas o no, el movimiento es vida. ¿Te gusta la danza, el yoga o practicas running? Es cuestión de que te decidas. No lo hagas por bajar de peso ni conseguir una gran figura, eso vendrá por sí solo. Disfruta la libertad que te da mover, tensar y relajar tus músculos, utilizar tu cuerpo como espacio de expresión y mejorar tu destreza en las actividades o deportes que te apasionan.

4. Toma un baño de agua helada

Actualmente en nuestro hogar gozamos de agua caliente o agua fría dependiendo la ocasión. Los beneficios de ducharte con agua fría después de levantarte son infinitamente superiores: notarás una mejora en tu circulación, además de alejar la depresión, funciona como un potenciador de la energía y mantiene la firmeza de la piel y el volumen del cabello.

5. Habla menos y conversa más

Recuerden que no es lo mismo hablar que tener una conversación. Es el momento en el que debes aprender a transmitir sentimientos y emociones por medio del lenguaje hablado. La próxima vez que tengas una conversación, especialmente con tus amigos, familia y aquellas personas que amas, despójate de los complejos y simplemente escucha. Pon atención a la forma en que se comunican, a sus expresiones faciales y el tono con que hablan.

¡Si te gustó la publicación apóyanos con un Like y deja tu comentario!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg