Nuestro cuerpo es tan inteligente que nos alerta que algo no anda bien con síntomas, los cuales solemos confundir con algo pasajero.

Hoy te hablaremos de unos tipos de lunares o verrugas como muchos lo llaman, pero que son muy comunes y que llevan por nombre acrocordones y son técnicamente pápulas pediculadas muy pequeñas que tienen una textura blanda y que resaltan de la piel.

Estéticamente no son muy bien vistas por muchas personas, si bien se pueden eliminar fácilmente acudiendo a un dermatólogo, el tratamiento es algo costoso y por ello muchas personas aprenden a convivir con ellas. Por ello te daremos a conocer una serie de tratamientos naturales con los cuales podrás eliminarlas. ¡Atentos!

Cómo eliminar estas bolitas de tu cuerpo

Cómo eliminar estas bolitas de tu cuerpo

Vinagre de manzana

Lava la piel donde se encuentra “la bolita” con agua tibia y jabón neutro. La meta es que quede totalmente desinfectado para que después uses un algodón humedecido en vinagre de manzana para, primero, separar un poco más la bolita del cuerpo con cuidado, y además ayudar a secar la herida. Por último véndalo y déjalo actuar toda la noche, repite el procedimiento al día siguiente, eso debe ser suficiente para que el acrocordón caiga.  Nota: No intentes arrancarlo con un tirón.

Aceite de orégano

Mezcla cuatro gotas de aceite de orégano con 8 gotas de aceite de coco y usa un hisopo para aplicar en el acrocordón. Repite tres veces al día y aproximadamente en un mes, tu piel lucirá como nueva. Usualmente funciona a la perfección, pero si ves que el aceite reseca demasiado tu piel, es mejor que vayas con un dermatólogo.

Aceite de ricino

Usa una cucharada de aceite de ricino mezclada con media cucharada de levadura en polvo para crear una sustancia pastosa, después úntala sobre el acrocordón y usa cinta para tapar la zona afectada. Deja que actúe toda la noche y repite el procedimiento durante unas dos semanas para eliminar el problema.

Aceite de árbol de té

Usa una bola de algodón humedecida con aceite de árbol de té para limpiar el área en la que se encuentra el acrocordón. El procedimiento debe ser eficaz si lo haces tres veces al día durante dos o tres semanas, esto permitirá que la zona afectada se reseque sin causar problemas en tu piel más que deshidratar eliminar el acrocordón. Ten cuidado, el aceite de árbol de té es muy fuerte, si ves que la zona se irrita o no reacciona bien, suspende el tratamiento.

¡Si te gustó la publicación apóyanos con un Like y deja tu comentario!