5 Claves con las que toda mujer siempre ganará una discusión

Claves con las que toda mujer siempre ganará una discusión

Todos en algún momento de nuestra vida nos enfrentamos a discusiones, ya sea con tu pareja, algún compañero de trabajo, familiar, etc.

Por supuesto que todos desean ganar la discusión a como de lugar, pero apostamos que hasta ahora lo que has hecho no ha funcionado. Pues bien, en este artículo te daremos a conocer cuales son las claves con las que toda mujer siempre ganará una discusión.

Antes de leerlas, te recomendamos que estén con su mente despejada para que todas estas claves queden grabadas en tu mente.

Claves con las que toda mujer siempre ganará una discusión

Claves con las que toda mujer siempre ganará una discusión

1. No alterarnos

Lo primero que debes hacer es no alterarte, aún cuando tengas las razón y tus argumentos sean completamente buenos, si pierdes los nervios, perderemos toda credibilidad.

Lo que debes hacer es: “pensar antes de contestar, adoptar un tono sereno, hablar despacio y sin gritar, además de utilizar un lenguaje educado y constructivo”

2. Asumir que el otro también tiene su parte de razón

Durante una discusión ambas partes suelen dar muchos argumentos, y no todos van a ser inválidos.

La otra parte siempre tendrá razón, al menos, en alguna cosa. Así que nada te cuesta reconocerlo. Si valoras su punto de vista o admites que tiene parte de razón, el otro tendrá una actitud más positiva y por lo tanto estará dispuesto a escuchar.

3. Mejorar nuestra argumentación

Debemos mejorar la manera en que presentamos nuestros argumentos. En primer lugar se ha de tener muy clara idea de cuál es ese argumento, tesis o punto de vista que quiere defender.

Después, se debe tomar conciencia de la relación existente entre su postura respecto de este planteamiento o tesis, y la que adopta sobre otros temas. Por razones obvias, no querrá plantear sus argumentos de manera tal que, en algún momento futuro, contradigan o entren en conflicto con otros argumentos suyos referidos a otro tema.

4. Tener inteligencia emocional

Cuando queremos tener razón no solo hay que pensar en la fría lógica, sino también tener cierta inteligencia emocional.

La inteligencia emocional nos va a permitir darnos cuenta de cómo nos encontramos emocionalmente en estos momentos y cómo se encuentra la otra parte. También nos ayudará a decidir si nuestras emociones son las adecuadas para conseguir nuestro objetivo (persuadir, negociar, no ceder, etc.).

5. No llevarlo a lo personal

Por último cuando discutimos sobre un tema general, la mayoría de las ocasiones nos acabamos dando por aludidos en algún comentario, y lo que era un debate, acaba siendo una pelea personal. Para evitar esto, debemos ser capaces de separar a la persona del problema.

Recuerda que cuando alguien nos ofende, no tenemos un problema con la persona (que en otras situaciones actúa bien), sino con el comentario o con el acto que acaba de realizar. Solo separando a la persona del problema, podremos focalizarnos adecuadamente en él y encontrar alternativas para su resolución.

¡Si te gustó la publicación apóyanos con un Like y deja tu comentario!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg