6 Claves con las que identificarás a un envidioso

En la vida nos encontramos con una gran cantidad de personas, las cuales suele ser muy complicado convivir con ellas. Una de las personas con las que siempre tenemos a nuestra alrededor son los envidiosos, aquellos que solo se encargan de transmitir energía negativa hacia nuestra persona.

¿Existe una manera de identificarlos? Por supuesto que sí, por ello en este artículo te daremos a conocer las claves para identificarlos.

Claves con las que identificarás a un envidioso

Claves con las que identificarás a un envidioso

Te estropea la ilusión. Te acaba de ocurrir un acontecimiento estupendo, y la persona en cuestión en cuanto se lo trasmites ilusionado se dedica a quitarle importancia e incluso menospreciarlo, con frases como “¡ah! está bien” o “pufff, no es para tanto…”. Esto sucede porque el acto de quitar importancia a eventos o cosas de nuestro alrededor hace que veamos nuestra realidad más gloriosa que la del amigo al que le acaba de tocar la lotería.

Te critica en público. Uno de los rasgos más significativos de una persona que te tiene envidia es menospreciarte o realizar comentarios negativos de ti ante otras personas. No sabes a cuento de qué vienen, pero al recibirlos te sientes herido interiormente.

La celebración forzada. Le cuentas la gran noticia a tu amigo y se pone extremadamente alegre, llegando a copiar todos tus gestos de alegría, expresiones….. pero notas que su sonrisa es poco natural y forzada. Te das cuenta en seguida que está fingiendo. ¿Por qué? para que su envidia pase inadvertida.

La ayuda fantasma. Tu amigo te dice que siempre va a estar a tu lado, tanto para lo bueno como para lo malo. Resulta que cuando más le necesitas para lograr “eso” que te va a hacer sentir feliz, él desaparece con excusas. Te preguntas “entonces, ¿por qué me dijo que iba a ayudar en lo que yo necesitase?”. Aunque te lo haya prometido, puede que no te ayude. La envidia es muy mala.

Te roba el mérito. Todo un clásico en estos puntos. Suponiendo que sí te ayuda, ante el resto de tus amigos suelta un “sin mí no lo habrías conseguido”.

Te desanima constantemente. Una amistad sana goza de empatía, apoyo y cuidado mutuo. Pues bien, en este punto la persona envidiosa tiene cada día algún “pero” o alguna frase que te quita las ganas de “todo”.

No te olvides de compartir esta publicación, además nos puedes apoyar con un Like y dejando tu comentario. ¡Gracias!

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg