En este estudio realizado por la universidad de Irvine – California, científicos pudieron comprobar que los estados emocionales de las mamás son transmitidos a sus bebes.

El estudio evaluó a 116 mujeres y a sus hijos durante el embarazo. A las primeras se les se les hizo cuestionarios de estrés y se tomaron medidas de cortisol a las 15, 19, 25, 31 y 36+ semanas

A los niños solo se les realizo medición de cortisol 24 horas después de nacidos y se evaluó su comportamiento y respuesta ante el estrés en este periodo.

Aquellos niños cuyas madres experimentaron mayor estrés durante el final del segundo trimestre y el tercero tenían un nivel de respuesta al estrés (cortisol) y les tomaba hasta 30% más tiempo el relajarse despues de un estimulo estresante.

 

Con las medidas anteriores pudieron elaborar un modelo donde era posible predecir exitosamente la respuesta al estrés del niño sabiendo los niveles de estrés regulares de la madre al principio del embarazo.

Con esto se comprueba que madres felices y en calma tienen una mayor probabilidad de tener hijos tranquilos, seguros y afectuosos.

 

Quizás tambien te pueda interesar

http://gutenbergrocks.wpengine.com/una-psicologa-te-ensena-detener-instantaneamente-berrinche-hijo-una-pregunta/