ASTRONOMÍA

La astronomía es una ciencia que estudia los aspectos físicos de los cuerpos celestes, como pueden ser su origen, el movimiento que éstos realizan, la posición que ocupan, las leyes que los rigen o incluso los fenómenos que ocasionan, como pueden ser los meteoritos o los eclipses.

De entre todas las ciencias naturales, la astronomía es la más longeva (las primeras civilizaciones ya tenían un enorme conocimiento astronómico, como es el caso de los egipcios, visible por ejemplo en la construcción de sus famosas pirámides) y cuenta con científicos de la talla de Copérnico, Galilei, Newton o Kepler entre sus investigadores más destacados, y se vale de las matemáticas, la física y la química principalmente.

Hoy en día contempla preguntas como la naturaleza del espacio, y realiza una labor cartográfica de proporciones inimaginables.

ASTROLOGÍA

A pesar de que tanto la astrología como la astronomía estudian los astros, la principal diferencia entre ellas es la metodología: la astronomía se basa solamente en hechos físicos probados, mientras que la astrología utiliza la intuición y comparación buscando la relación entre la posición de los cuerpos celestes y lo que ocurre en nuestro planeta. Es por eso que la astronomía se considera una ciencia , dejando a la astrología relegada al título de pseudociencia o creencia pseudocientífica por no poder ser probada.

Al contrario de lo que sucede con la astronomía, que estudia el Cosmos en su totalidad, la astrología se centra en el sistema solar, investigando las constelaciones zodiacales a través de la psicología y otros estudios esotéricos para predecir eventos futuros o saber cómo influyen sobre las personas. Sin embargo, su principal característica es que no es una disciplina precisa, sino que es bastante ambigua, de modo que no todas sus interpretaciones son exactas.

Esta práctica tiene ejemplares milenarios en múltiples culturas (como la astrología china o el zodiaco en occidente).

Con información de Kohana Zen