777 drones dieron todo un espectáculo de luces en Changsha, la capital de la provincia Hunan en la China central. Este espectáculo se dio para celebrar el día de San Valentín chino, llamado el festival Qixi, el cuál fue el 17 de agosto de 2018.

Sin duda, una bella historia de amor en una era digital.