Limpiar la casa es una tarea importante, pero que puede resultar cara y difícil si no se cuenta con los productos adecuados. El problema es que los productos mismos suelen ser un poco fuertes con las manos y a veces hasta requieren que la casa quede en cuarentena. Es imposible renunciar a los químicos, pero sí se puede reducir su uso al mínimo necesario.

Empecemos por el baño.

Vas a necesitar:

  • ¼ de taza de agua oxigenada.
  • 1 cucharada de jabón líquido.
  • Media taza de bicarbonato.

¡A limpiar!

Mezcla todos los ingredientes y aplícalo sobre una esponja o directamente con la zona que quieras limpiar. Luego enjuaga con agua.

Si quieres mejores resultados, rocía un poco de líquido sobre las superficies y déjalo por unos 10 minutos. Después pasa la esponja y enjuaga con agua.

La cocina.

Vas a necesitar:

  • Hisopos.
  • Un cepillo de dientes.
  • Gotas de amoniaco.

¡A limpiar!

El proceso es sencillo, solo humedece el hisopo con las gotas de amoníaco y frota la superficie engrasada. También puedes usar el cepillo de dientes.

Recuerda usar guantes para proteger tu piel

Los colchones.

Vas a necesitar:

  • 250mL de agua oxigenada (al 3%).
  • 3 cucharadas de bicarbonato.
  • Una gota de jabón líquido.

¡A limpiar!

Mezcla el bicarbonato con el agua oxigenada en un atomizador. Cuando se mezclen, agrega el jabón líquido y rocía la mezcla sobre la mancha. Ahora solo deja que seque y después retira el bicarbonato con una aspiradora.

El horno.

Vas a necesitar:

  • Amoníaco.

¡A limpiar!

Solo coloca el amoníaco en un recipiente y ponlo en el horno frío toda la noche. Al día siguiente, ventila bien la cocina y limpia el horno con una esponja. Recuerda usar guantes y mantener las ventanas abiertas.

Eliminar el sarro de la tetera.

Vas a necesitar:

  • Vinagre.

¡A limpiar!

Solo vierte agua y vinagre en la tetera (en partes iguales), tapa la olla y ponla a hervir. Déjala el tiempo que sea necesario para que el sarro desaparezca.

El retrete.

Vas a necesitar:

  • Vinagre.

¡A limpiar!

Solo usa el vinagre como si fuera tu producto de limpieza convencional. El vinagre puro, además, desinfecta la superficie perfectamente.

El refrigerador.

Vas a necesitar:

  • 2 cucharadas de bicarbonato.

¡A limpiar!

Disuelve el bicarbonato en un litro de agua y lava con una esponja todas las paredes de la refri. Después, enjuaga con un trapo suave.

Si tu problema es el olor del refrigerador, tal vez no sea cuestión de limpiar las paredes. Más bien, intenta colocar una de estas cosas en cualquier punto de la refrigeradora. Todas absorben el olor y funcionan como magia.

  • Pan negro.
  • Vasos con bicarbonato.
  • Rodajas de limón.
  • Carbón.
  • Bolsitas usadas de té.

https://gutenbergrocks.wpengine.com/7-trucos-convertiran-bano-palacio-limpieza/

Fuente: Perfecto guru & Genial guru