Todas las parejas del mundo tienen discusiones, algunas más graves que otras, pero nadie se escapa de ellas.

Lo único que hace la diferencia entre las parejas son las maneras en que llevan este tipo de acciones, algunos no suelen tener buen manejo, mientras que otro solucionan las cosas de manera inmediata. En esta ocasión te decimos cuales son las cosas que no debes hacer después de haber tenido una pelea con tu pareja.

¡Atentas!

Cosas que no debes hacer después de pelear con tu pareja

Cosas que no debes hacer después de pelear con tu pareja

No lo ignores

Es normal que sientas que necesitas espacio luego de una pelea. Sin embargo, lo mejor es ser honesta y decirle lo que necesitas. Porque, de lo contrario, al ignorarlo o evitarlo, él sentirá que lo estás castigando por lo que pasó. Siendo clara, evitarás que se produzca una nueva pelea o un malentendido.

No te quedes con sus palabras

Definitivamente lo que decimos en una pelea es producto del enojo y el dolor. Y es algo que debes tener en cuenta para que no afecte la relación. Si sus palabras te generan frustración debes decírselo en el momento.

Y si al otro día descubres que no has podido olvidarlo, procura tener tu espacio para calmarte y respirar antes de volver a hablar con él. Volver a revivir una discusión puede no ayudar a encontrar la solución y solo generará más distancia entre los dos.

No sigas enojada

Por más que te haya dolido la pelea o haya cosas sin resolver que todavía te molestan de tu pareja, seguir enojada no será bueno para la relación. Solo generará más conflictos y te pondrá en una mala situación.

Intenta buscar una solución, retomarlo si es de manera calmada o que cada uno trate de mejorar las cosas que afectan a la pareja.

No te alejes

Así como puede pasar que quieras volver a hablar del tema o no hayas terminado de dar tu punto de vista, también puede pasarle a tu pareja.

Y es fundamental que estés dispuesta a escucharlo y darle su turno para que se exprese y se desahogue. Evita alejarte o evitar hablar del tema, reflexiona sobre lo que él tiene para decir y busquen juntos la manera de solucionarlo.

No te concentres en lo que ocasionó la pelea

Definitivamente es mejor que gastes tu energía en las soluciones del problema que en pensar qué fue lo que lo ocasionó. Incluso si han tenido una pelea mínima y han podido resolverla, no sigas pensando en lo que pasó. Aprender a perdonar y concentrarse en mejorar la relación es la manera adecuada de resolver una pelea.

¡Si te gustó la publicación apóyanos con un Like y deja tu comentario!