“Solo son 10 minutos” es un retraso. Adopta las costumbres de las personas que siempre llegan a tiempo.

1. Usan una agenda

Llegar a tiempo inicia cuando te despiertas, incluso aunque tus compromisos serán mucho más tarde, dice Amy Benton, Coach de vida y quien se confiesa “impuntual en rehabilitación”.

Para mí, la clave es planear mi día. Miro mi agenda y tomo nota de lo que ocurrirá y en qué orden“, explica. “Entonces planeo cada paso y decido qué necesito preparar para cumplirlo”.

Consultar su agenda a lo largo del día le ayudó a aumentar su productividad y a vivir con más paz y menos caos, agrega.

2. Tienen “colchones” de tiempo

“Las personas puntuales calculan tiempos realistas y agregan un ‘colchón’”, dice Sharon Stokes, Coachde realización de vida. Las personas crónicamente impuntuales tienden a subestimar el tiempo que necesitan para hacer las cosas.

Las personas puntuales también lo hacen, pero lo aceptan y agregan un poco más de tiempo por si acaso.

3. Saben decir “no”

Es simplemente imposible llegar a tiempo si te has comprometido a hacer demasiadas cosas. Sin embargo, el exceso de obligaciones es uno de esos males modernos que todos enfrentamos.

No tiene que ser así, dice Chantel Cohen, Coach de negocios, y la solución es simple: aprende a decir ‘no’. “Si la puntualidad es importante para ti, no intentes abarcar demasiado en tu día. Conoce tus límites de lo que razonablemente puedes hacer y cíñete a ellos”, agrega.

4. Hacen solamente lo que disfrutan

Llegar tarde podría ser la manera sutil en que tu cerebro te dice que realmente no quieres hacer algo. Pero llegar tarde no te libera de una obligación temida, solo la vuelve todavía más incómoda.

¿La solución? Comprométete exclusivamente con lo que en verdad quieres hacer. “En nuestras vidas sociales, tenemos muchas oportunidades para tener citas y reuniones, así que no te comprometas con las que no te interesan o no serán para tu mayor bien”, explica Nina Rubin, Coachgestalt.

5. Toman en cuenta el tráfico

Muchas personas que siempre llegan tarde ven el “tiempo estimado de viaje” en su GPS y piensan que eso les tomará llegar a algún lugar, pero muchas cosas más influyen en poder llegar con puntualidad, afirma Benton.

Además de saber a dónde tienes que ir y cuánto tiempo te llevará conducir, considera otros factores que consumen tiempo, como qué cosas debes traer, si necesitas encontrar estacionamiento, cuánto tiempo te tomará caminar hasta el lugar de la cita, qué tanto conoces el lugar al que vas y el tráfico.

“Ahora, toma ese ‘tiempo estimado de viaje’, agrega de 5 a 10 minutos para sorpresas inesperadas, y ahí tienes una cifra más cercana a la realidad”, dice Benton.

6. Dominan las alertas

Los teléfonos celulares pueden hacerte perder el tiempo si estás absorto en Facebook o con tus mensajes de texto, pero hay muchas apps que te ayudarán a administrar mejor su tiempo. Comienza con lo más simple: la alarma de tu teléfono.

No configures la alarma para la hora en la que necesitas estar allí: configúrala para el momento es que necesitas ir saliendo de casa“, dice Benton.

Y la mayoría de los teléfonos te permitirán configurar una alerta adicional de “advertencia”, que te informará con de 10 a 30 minutos de anticipación para hacer cosas de última hora, como encontrar tus llaves y tomar tu botella de agua.

7. Tienen prioridades claras

¿Cuántas veces has llegado tarde porque te distrajiste con algo insignificante? No es que realmente creas que la cita con tu médico es menos importante que doblar tu ropa, pero fallaste en priorizar tus tareas, dice Stokes.

Las personas puntuales saben cómo deshacerse de los pendientes que no son tan importantes para no llegar tarde. Pueden dejarlos para después y contenerse de enviar ese correo electrónico o hacer la larga fila para el café, de modo que no les impidan llegar a tiempo”, explica.

8. Siguen las actualizaciones de viaje

El tráfico, los vuelos retrasados y el mal funcionamiento del metro son difíciles de pronosticar, pero no es imposible enfrentarlos. Recurre a la tecnología y regístrate para recibir alertas sobre tus diferentes rutas de viaje, sugiere Stokes. Y siempre ten un “plan b”.

Algunas aplicaciones lo harán automáticamente: Google Maps encontrará la ruta más rápida a tu destino y te permite activar las notificaciones de accidentes y retrasos.

Waze recopila información sobre accidentes, retrasos y otras eventualidades (como baches y policías) a lo largo de tu ruta.

9. Recuerdan que tienes pies

“El hecho de que ciertas personas lleguen siempre a tiempo no significa que nunca vayan tarde,¡simplemente saben cómo recuperar el tiempo que han perdido!“, dice Stokes. Esto significa saber cuándo vale la pena gastar dinero y tomar un taxi, caminar o buscar atajos.

10. Siguen un plan

“Las personas que siempre llegan a tiempo se organizan para poder lograrlo”, dice Cohen. “Deja de esperar llegar a tu reunión a tiempo, ¡la esperanza no es una estrategia!”. En cambio, analiza las cosas que suelen retrasarte y propón soluciones que puedas implementar con anticipación.

Por ejemplo, si siempre llegas tarde en la mañana porque buscas algo para comer, planea algunos desayunos la noche anterior y disfrútalos por la mañana (o empácalos y llévalos a la oficina).

11. Respetan sus rutinas

Tener una rutina sólida es la clave para llegar a tiempo, dice Cohen. Las rutinas te ayudan a ser más eficiente al retirar los pensamientos y la toma de decisiones de cada etapa.

En lugar de angustiarte por tu atuendo, hurgar el refrigerador buscando algo de comer y perder tiempo buscando las llaves de tu auto, sigue una rutina la noche anterior para diseñar tu atuendo, empacar tu comida y colocar tus llaves siempre en el mismo lugar.

12. Limitan el Multitasking

Las personas puntuales tienen la reputación de poder hacer todo al mismo tiempo, pero su secreto es exactamente lo opuesto, dice Rubin. “Las personas puntuales no suelen hacer Multitasking. Están sumamente concentradas y programan bloques de tiempo para iniciar, realizar o completar tareas“, dice.

“Por ejemplo, responderán sus correos electrónicos solamente a ciertas horas para cumplir sus obligaciones de manera satisfactoria”.

Por último, valoran la puntualidad

¿Llegas tarde sin importar cuánto te esfuerces? Aquí tienes una gran verdad: si llegar tarde no es importante para ti, seguramente siempre llegarás tarde, dice el consejero Jonathan Bennett.

Es difícil, pero necesitas hacer un cambio mental para acabar con este mal hábito. “Descubrí que las personas que llegan a tiempo dan un gran valor a la puntualidad”, dice.

“Creen que quedar a cierta hora es un compromiso importante que no quieren romper. Como resultado, dedican tiempo, esfuerzo y planeación para cumplir su palabra y llegar a tiempo.”

¿Conclusión? Si es importante para ti, encontrarás una manera de no retrasarte.

¿Eres una persona puntual o impuntual? ¿Crees que eso habla bien o mal de ti?

Tomado de rd.com 13 Must-Steal Habits of People Who Are Always On Time