En la mayoría de las familias siempre hay integrantes muy parecidos, ya sean hermanos, primos o incluso parientes lejanos, pero en algunos casos existen personas que tiene tanto parecido, que es como si fueran gemelos.

Si no nos crees, observa estas fotografías de personas que lucen idénticas; la misma edad y rasgos faciales muy similares; color de ojos, expresiones, gestos, cabello, etcétera. Al parecer en algunos casos los genes se trasmiten de generación en generación.

Esta fabulosa galería parecerá que fue creada con Photoshop pero sólo es la naturaleza tratando de engañarnos, ¡mira como lucen estos ¨clones¨!

Padre e hija como si fueran uno mismo.

En esta fotografía podemos observar como la genética de los padres puede transmitirse perfectamente a los hijos, basta ver estas dos gotas de agua para confirmarlo.

 

Este joven es tan parecido a su padre que repitió con su hijo la fotografía que su padre se tomó cuando él nació.

 

Dos gemelos que nacieron en diferente época (un abuelo y su nieto.)

 

Misma edad, diferente época (padre e hijo), 28 años de diferencia.

 

 Abuelo y su nieto, la única diferencia es la época.

 

Abuela y nieta a los diez años de edad, diferente época, claro.

 

Las similitudes son bastantes que pareciera que es la misma niña pero en realidad son madre e hija.

 

Padre e hijo a los 30 años de edad.

 

La única diferencia es el color de la foto.

 

Una abuela y su nieta a la edad de 8 años pero en diferente época.

 

También te gustará:

http://gutenbergrocks.wpengine.com/sucede-despues-beber-12-3-vasos-vino-19-fotos-virales-responder-las-tres-preguntas/

 

Fuente: Por qué no se me ocurrió