10 cosas que se usaban para fines completamente diferentes

Coca-Cola

El farmacéutico John Pemberton, un veterano de la Guerra Civil de los Estados Unidos, creó un jarabe hecho de nueces de cola y hojas de coca. Recomendaba su medicina para problemas digestivos y para sentirse con más energía. Luego decidió producir su bebida en masa pero vendió sus acciones. Y los nuevos dueños empezaron producir “Coca-Cola” con una fórmula distinta y como una bebida gaseosa.

La plastilina Play-doh

Inicialmente esta sustancia se usaba para limpiar el papel tapiz en hogares con chimeneas, donde en las paredes se acumulaba hollín. Pero pronto empezaron a elaborar el papel para tapizar con vinilo, el cual se lavaba fácilmente con una esponja, y el invento perdió su valor. Sin embargo, una pariente del inventor, maestra de un kínder, le dio este material a los niños para que pudieran moldear. ¡Quedaron encantados! Posteriormente se eliminó el detergente de los ingredientes, se le agregó colorantes y se le puso el nombre de Play-doh.

Máquina caminadora

El prototipo de la primera máquina caminadora fue creado por William Staub en 1817 para corregir a los presos y, de paso, moler granos en un molino. Se sujetaban de una barra y tenían que caminar constantemente para que el mecanismo estuviera en marcha.

Papel pegatina para notas

El científico Spencer Silver trabajaba en una sustancia super pegajosa. Pero el pegamento no le quedaba lo suficientemente fuerte, así que los objetos se desprendían con facilidad. Entonces su compañero Art Fry probó aplicar la sustancia sobre los separadores que siempre se caían de su libro de oraciones. Al cabo de un tiempo, en las tiendas apareció el papel adhesivo para notas, el cual es tan popular ahora en todo el mundo.

Empaque con burbujas

El famoso plástico con burbujas fue creado por los ingenieros Alfred Fielding y Marc Chavannes en 1957. Inicialmente estaban intentando crear papel tapiz de plástico tridimensional. Y aunque la idea no resultó muy exitosa, descubrieron que el nuevo material se podía usar para empacar. Próximamente patentaron Bubble Wrap, el cual se volvió indispensable en diferentes campos.

 Vaselina

 

A finales del siglo XIX, los trabajadores de la industria petrolera constantemente luchaban con una especie de cera que se acumulaba en las tuberías de las bombas. El químico inglés Robert Chesebrough tomó pruebas de esa “gelatina de petroleo”, investigó y descubrió que tenía propiedades saludables. En aquella época sus usos eran muy variados: desde la curación de las heridas hasta la limpieza de las alfombras.

Bolsitas de té

En 1904 Thomas Sullivan, un vendedor de té en Nueva York, decidió vender el té de manera más eficiente: en bolsitas de seda. A los clientes se les ocurrió usar la novedad a su manera: no sacaban las hojas de té de la bolsita, sino que la sumergían en el agua caliente. Como resultado, las ventas se dispararon y la idea se desarrolló más.

“Listerine”

Los hermanos Johnson en 1879 crearon este antiséptico para desinfectar las herramientas de cirujanos. También el nombre se debe al cirujano Joseph Lister. Las personas empezaron a usar el líquido en todas partes: para curar las heridas, para el cuidado bucal, contra la caspa y hongos, y como desodorante. El producto se volvió popular en 1920 después del comercial de “Listerine“. En el póster, una chica, dándole la espalda a su novio con mal aliento, se preguntaba: ”¿Puedo estar feliz con él a pesar de esto?”.

Viagra

La empresa Pfizer trabajaba en la creación de una medicina para las enfermedades cardíacas. Sin embargo, después de las pruebas clínicas, resultó que en este campo el nuevo medicamento era inútil. No obstante, durante el experimento se detectó un efecto secundario inusual: la sustancia aumentaba la circulación sanguínea en el área de la pelvis. Así fue como apareció el famoso “afrodisiaco”.

Microondas

Pocos saben que el microondas no fue inventado a propósito. Simplemente un día el ingeniero de la empresa Raytheon Percy Spencer estaba probando un equipamento para radares y notó que las ondas derritieron un chocolate en su bolsillo. Entonces Percy no lo pensó dos veces, puso palomitas sobre el magnetrón encendido y éstas empezaron a reventar de inmediato. ¡Fue un verdadero descubrimiento del siglo!

 

Fuente: Viral Guru

By Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg