• Home  / 
  • Wow
  •  /  Fui diagnosticada con esquizofrenia a la edad de 17, así que empecé a dibujar mis alucinaciones para lidiar con ella

¿Tú también eres lector? Entra a nuestra red social de lectores »

Fui diagnosticada con esquizofrenia a la edad de 17, así que empecé a dibujar mis alucinaciones para lidiar con ella

Siempre he sido una “artista”, simplemente no me di cuenta de lo que eso significaba hasta que mi enfermedad mental apareció.

Desprecio el término “enfermo mental”. Implica que quien soy como persona está fundamentalmente corrompido y roto.

Desafortunadamente, tan pronto como le digo a la gente con lo que lucho, siento que eso es todo lo que ven.

Ven el estigma perpetuado por los medios de comunicación, y los estereotipos inexactos retratados en Hollywood.

Esa es precisamente la razón por la que soy tan abierta con lo que vivo.

Mi nombre es Kate y soy una artista de 18 años con esquizofrenia.

He sido “diagnosticada” con múltiples etiquetas a lo largo de los años. A los 17 años finalmente me diagnosticaron esquizofrenia después de que mis padres se dieron cuenta de que mi salud mental empeoraba.

Dibujo muchas de mis alucinaciones debido a que el dibujo me ayuda a lidiar con esto.

En mis alucinaciones oigo voces, efectos de sonido, ruidos aleatorios, ya menudo veo bichos, caras y ojos desencarnados.

Los objetos inanimados se ven como una pintura de Van Gogh.

Yo alucino con bichos muy a menudo, y mi depresión me hace sentir inútil como una mosca. Estas ilustraciones de insectos representan mi enfermedad

“Espero que te ahogues con el humo de tu cigarro”

Esta es una cita de un artista llamado Jory, y fue algo que me dijo.

Éste se arrastra por de la ventilación de mi techo y hace ruidos, también veo que se arrastra por debajo de las cosas.

Este es un autorretrato. Me miré al espejo y mis ojos se veían así. Lo pinté.

Tengo muchas emociones intensas, y oigo voces que me dicen que prenda las cosas en llamas.

He aquí un ejemplo de los ojos desencarnados que veo. Aparecen en montículos o masas en mis paredes o pisos. Se deforman y se mueven.

Él es Birdie, él me canta.

Mi autoestima está en su punto más bajo, y me siento insignificante. Siempre me gustaría poder cambiar de forma en una persona “más bonita”.

“Quizá si les robo su belleza, entonces tendré la mía.”

A veces veo los ojos de esta forma, con más de esos extraños colores y círculos.

La organización, comunicación, paranoia, depresión, ansiedad y manejo de mis emociones son mis mayores retos día a día.

Lo que vivo diario no es fácil y puede ser debilitante, pero no en las calles gritando sobre las abducciones alienígenas. Eso no quiere decir que no haya gente por ahí que si lo haga. Sin embargo, también hay gente como yo que simplemente se queda en casa la mayor parte del tiempo encerrada en su habitación. Es un espectro de síntomas con diferentes niveles de gravedad. La experiencia de cada persona es única.

 

Fuente: boredpanda.com




About the author

Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg