Fantasmas y demonios del folclor japonés

La forma de asustarnos y relacionarnos con el mundo sobrenatural cambia según la cultura de origen.

El fantasma es una imagen que se niega a desaparecer: una ausencia que desconoce su lugar y que se afirma ahí donde ya no debería estar. En occidente y oriente identificamos a los fantasmas con los espíritus de personas fallecidas, especialmente si la muerte tuvo lugar en un contexto violento o doloroso; pero a pesar de nuestras creencias religiosas, la muerte también se vive socialmente, y los fantasmas –en sentido metafórico– pueden entenderse como ideas fijas en el imaginario colectivo que se niegan a partir.

Los personajes mitológicos del folclor japonés han llegado a occidente sobre todo a través de películas de terror (como El aro) y mangas o anime. Pero las historias tradicionales, así como la forma de infundir miedo, tienen un aire completamente terrorífico para los estándares americanos. Incluso, algunos fantasmas llegaron a tener títulos nobiliarios en la historia de Japón, y hay presencias indisociables de ciertos sitios históricos. A pesar de que muchas de estas figuras fantasmales involucren mortales peligros en sus leyendas de origen, sus representaciones y detalles de personalidad los humanizan y vuelven incluso humorísticos, como cuando pensamos en “el Coco” y otras formas de espantar a los niños.

Algunos de los entes más recurrentes en el folclor y el entretenimiento son:

Bakemono

Son los demonios que cambian de forma. Pueden tomar aspecto animal, como de gatos, y generalmente son destructivos. La palabra significa “cosa cambiante” y tiene el mismo sentido que “bestia”.

yuryou_1

Utagawa Kuniyoshi / Wikimedia Commons. 

Oni

Se trata de demonios u ogros con formas humanoides. Pueden tomar casi cualquier tamaño y forma y algunos se describen como gigantescos, pero su distintivo son los cuernos sobre la cabeza. La palabra Oni 「鬼」en chino significa literalmente “fantasma”, pues en sus inicios eran invisibles, pero el sentido ha cambiado a través del tiempo.

yuryou_2

Representación del periodo Tokugawa / Wikimedia Commons. 

Tengu

Significa “perro celestial”, aunque son demonios parte ave, parte perro y parte humano. Las representaciones del siglo XIV los dibujan con picos y alas, aunque las versiones más modernas pueden representarlos con máscaras o narices muy largas. Según algunas leyendas se trata de monjes corruptos que alejan a la gente del budismo, por lo que en algunos festivales religiosos aún se les rinden ofrendas para mantenerlos alejados.

yuryou_3

Por Kyosai Kawanabe / Wikimedia Commons.

Yuki-onna

La “dama de las nieves” es una de las leyendas más famosas de Japón: se trata de una alta y hermosa mujer que aparece solamente durante una tormenta de nieve. Según la versión de la historia a veces va desnuda o usando un largo kimono, a veces tiene piernas y a veces no, pero nunca deja huellas de sus movimientos en la nieve, y su mirada puede paralizar de miedo a quien la vea. Si la miras, te succionará la vida a través de la boca.

Screen Shot 2016-04-02 at 1.22.25 PM

Imagen extraída del Hyakkai-Zukan (1737 – Wikimedia Commons). 

Oiwa

Uno de los yurei más famosos es Oiwa, el espíritu vengativo de una joven engañada por su esposo. Su nombre era Yotsuya Kaidan y estaba casada con un ronin (samurái sin amo), quien quiso deshacerse de ella para casarse con una joven adinerada. Para esto, le dieron a Yotsuya una crema cosmética venenosa que desfiguró sus facciones. Luego se dio muerte (accidentalmente, según otras versiones), no sin antes maldecir al samurái y a la nueva consorte. El fantasma apareció en todas partes y finalmente volvió locos a todos los que conspiraron contra ella.

4908672

Por Utagawa Kuniyoshi / Wikimedia Commons.

Kuchisake-onna

La “dama de la boca cortada” es una leyenda urbana surgida a finales de los 70. Según se dice, esta yurei se aparece usando un cubrebocas o una máscara y le pregunta a los niños si creen que es hermosa. Si dicen que sí, se quita el cubrebocas y les muestra una enorme boca sin comisuras, cortada de oreja a oreja. Luego volverá a preguntar si crees que es hermosa. Puedes escapar si le das una respuesta neutral, como “te ves bien”, o dándole dulces. Sin embargo, si al ver su boca cortada le dices que se ve hermosa, te cortará la boca también para que te veas justo como ella.

Screen Shot 2016-04-02 at 1.37.17 PM

Por MrRedButcher / Deviant Art

fuente: www.faena.com




Toma control de tu vida
Deja de trabajar esas 80 horas. Conoce a tu familia y amigos de nuevo. Recupera ese tiempo libre.
Consigue nuestro bestseller aquí



About the author

Sofia