• Home  / 
  • Quiz
  •  /  Ensayo de una ruptura

Ensayo de una ruptura

fe2f8ec7568034691aad695764b1bb67_calle-del-olvido-1156-577-c

I

Al principio todo es emocionante. Las cosas comienzan bien. Cine, cervezas, risas, miradas prolongadas que procuran hacer parecer que somos más de lo que somos en realidad. Te esfuerzas por ser agradable, pero sobre todo, te esfuerzas por no parecer nervioso mientras tu corazón palpita como el zumbido de una mosca cuando ves que ella pasa… vamos, lo normal.
Las primeras salidas son ráfagas de emociones placenteras que desbordan sentimientos a granel. En realidad, te importa un carajo qué película verán porque toda la película te la pasas mirando de reojo a tu compañera, pensando que aún en la penumbra, ella luce radiante.
Tras meses de compartirlo todo, las cosas comienzan a cambiar y sólo esperas no tener que pelear una vez más porque no saben qué película verán. Queremos ser los de siempre, seguir como antes, pero las ganas de hacer algo se han esfumado, así como tu paciencia cuando ella responde “lo que tú quieras” a cada pregunta que haces.

II

Vienen entonces los pretextos, las llamadas ahorradas y ese mensaje de buenos días que solías enviar, se convierte en una ausencia ya cotidiana… lo normal. Comienzas a esquivar las salidas juntos, a evitar las charlas prolongadas y a construir pretextos para justificar por qué olvidaste aquel aniversario.
Aquella práctica cotidiana de besarse sin pudor en cualquier lugar que frecuentaban, comienza a desgastarse y tomarla de la mano es la nueva, y única forma, en que ahora presumes la relación
Al final, con el corazón fatigado, ella se cansará de perseguirte, de no encontrar las respuestas a los te amos que ella pronunciaba y una buena tarde, después de unas semanas en que pronunciaste miles de excusas para no verla, te enterarás que ella comparte ahora sus instantes con alguien más, con otro que no eres tú.

relationship-breakup-600x393
III

Y tú, que tantas veces la evitaste, comenzarás a quererla como ya no recordabas. Congelarás cada instante que pasaron juntos y te arrepentirás de no haber estado cuando ella te necesitaba. Te reprocharás el porqué las cosas fueron de tal o cual manera y, justo ahí, comenzarán las noches de desvelo, las llamadas a altas horas de la madrugada para decirle te quiero y los mensajes de texto con sabor a arrepentimiento.
Comenzarás a pensar que la sonrisa ha sido borrada porque no se quiso renovar. Ahora, no hay nada más presente que la ausencia. Lo sabemos, así es…se acaba el amor… vamos, lo normal.

 

Por: Thalia Hernández

 

Test: ¿Cuál es tu color en el amor?




About the author

Tío Gutenberg

Desde que inventé la imprenta no he parado de publicar mis pensamientos y la de mis amigos escritores en http://facebook.com/LibreroGutenberg